Ir al contenido principal

Uribelarrea


Hay muchos lugares que los mapas de Google no ven. Hoy vamos a hablar de uno de ellos. Apenas unas manchitas en las imágenes satelitales y nada, en la versión mapa. Y no es que estemos hablando de un paraje tan lejano. No.

Don Miguel Nemesio de Uribelarrea era un hacendado ricachón que había sido Intendente de Buenos Aires durante la presidencia de Domingo F. Sarmiento. Una vez que se venció su mandato, volvió a su trabajo de estanciero, pero ya con la idea de encontrar un lugar donde afincarse definitivamente.
En 1889, encontró su lugar en el mundo, y decidió fundar una Colonia Agrícola, ubicada a unos 20 kilómetros al sur del entonces pueblo de Cañuelas.
Al año siguiente, Don Nemesio consiguió que el ferrocarril tuviera su propia estación en el lugar, y unos meses más tarde se inauguraban la plaza central (que tiene un curioso formato hexagonal) y la Iglesia "Nuestra Señora de Luján", diseñada y construída por el arquitecto masón Pedro Benoit.
Pero sin dudas, el hecho histórico más saliente del joven poblado se produjo el 28 de enero 1894, momento de la fundación de la Escuela Agrotécnica Salesiana Don Bosco, primera en su tipo en toda Latinoamérica.
La Escuela es un complejo de 500 hectáreas donde funcionan aulas, internado, capilla, talleres, corrales y granja, y entre sus alumnos de los primeros años estuvo nada menos que el niño Ceferino Namuncurá.

Hasta la década del 40, fue uno de los principales polos de producción lechera, aunque eso se detuvo con el paso de los años.
Lo que nunca paró fue el tren, que jamás dejó de pasar, aunque eso no convirtió a Uribelarrea en una superpotencia agroexportadora (N. del Conu: ¿entiende, Don Pino?) sino que al contrario: el pueblo vive iluminado por la tranquilidad de principios de siglo XX. Tal vez por eso se ha convertido en una una escapada perfecta, para aquellas personas que quieren respirar aire de campo sencillo, libre de soberbia sojera.

Hablando de tren y agricultura, al entrar al pueblo, junto a la vieja estación, se encuentra el Museo de Máquinas y Herramientas “Padre Leopoldo Rizzi”, donde se exhiben piezas vinculadas al desarrollo agropecuario y ferroviario de la zona. Está abierto los fines de semana y la entrada es libre y gratuita.
Las pulperias de antaño, hoy reconvertidas en restaurantes, pero con la arquitectura intacta, se han vuelto un atractivo más para el visitante: Macedonio, El Palenque y La Uribeña (donde además fabrican cerveza artesanal) son algunas de las opciones. También se puede ir a comer al "Valle de Goñi", establecimiento que se especializa en la cría de cabras y la fabricación de productos lácteos derivados de estos simpáticos (?) animalitos.

Imágenes: fotoescape

En Uribelarrea se han filmado algunas películas de renombre, como "Juan Moreira" de Favio, la "Evita" de Alan Parker, y "Felicitas" de Teresa Constantini. Por eso no está demás decir que es un pueblo de película (?).

Como llegar:
Tomar la Autopista Riccheri y después la autopista Ezeiza-Cañuelas, hasta la rotonda que se hace en el cruce con la ruta 6. Una vez aquí, seguir por la ruta 205 hasta el km 82,5, donde a la izquierda aparece el acceso al pueblo.

Comentarios

Santi!# ha dicho que…
Te falto comentar (aunque aparecen en fotos) los simpáticos locos que adornar la plaza principal. Yo fui hace un tiempo en plan de safari fotográfico, un lugar muy interesante. Saludos, yo también lo recomiendo :D
Mauri K ha dicho que…
Me gusto el concepto "Campo Libre de Soberbia Sojera".
Hay otros lugares asi?
El Conurbano ha dicho que…
Santi: es cierto! que lugar curioso ese...

Mauri: hay, hay... de a poco los vamos descubriendo.

saludos!
dardo ha dicho que…
sii! no te faltó hablar de los locos??
Chiclana ha dicho que…
soja hay donde tengan campo y soberbía donde haiga un argento sobra!!!!!
Nicolas V ha dicho que…
Hay forma de llegar en transporte público? Y hay lugares para hospedarse una o dos noches?
Abrazo de gol
El Conurbano ha dicho que…
Nicolás: Sí. EL tren de Ferrobaires que va a Bolívar y a Daireaux tiene 6 servicios semanales de ida y vuelta (tendrías que averiguar si en esta época agregan algún adicional).

abrazo.

Y vuelvo a pedir disculpas por la omisión imperdonable (?) de los locos de la plaza, que están alojados en el hospicio, y salen todo el tiempo a tomar un poco de aire y a manguear puchos a la gente que ven por ahí.
Son buena onda, como todos los locos buenos.
Chiclana ha dicho que…
En lo de Goñi te muestran el tambo, probáss queso y dulce de leche de cabra (el dulce es muy bueno).

Nicolas: da para ir por el día nomás.
Fernandoc ha dicho que…
Conu: Que emoción que hables de Uribelarrea... Voy a ese pueblo desde que tengo uso de razón (mediados de los '70), ya que mis viejos tienen una pequeña quinta, que fueron levantando con sus propias manos y con mucho esfuerzo debido a sus sendos salarios de docentes. El pueblo es realmente salido de otra época, aunque en los últimos años se ha modernizado bastante, debido a la llegada de emprendimientos turísticos por la cercanía con Baires y la facilidad que otorga la autopista. En otra época era más difícil: había que ir por la ruta 3, atravesando todo el partido de La Matanza, lo que lo hacía una odisea de... unas tres horitas de viaje.
A la quinta mis viejos la llaman "El Rancho". Y así es, armado de a pedazos con lo que se va pudiendo comprar o con donaciones de amigos, de obras en construcción, etc. Y como decía el poema "si pasa por el mi amigo, apeese sin recelo". Así que, cuando gusten... Abrazo
Monikucha ha dicho que…
Riquísimos los dulces de la Agrotécnica Don Bosco.
También se puede llegar con el tren diesel que sale de Ezeiza a Cañuelñas con frecuencia de una hora. Trada 40 minutos o el colectivo 79 (ex 51) desde Constitución
El Conurbano ha dicho que…
Que grande lo suyo Fernando! Ni que hablar, un día de estos le caigo nomás.

Es cierto lo que dice el amigo Chiclana: da para pasar el día, salvo, claro, que tengas serias intenciones de ir a quedarte.
Doppelganger ha dicho que…
Yo fui al Don Bosco de Uribe!! Una experiencia inigualable. Tengo 22 años, a veces me parece que nunca me pude ir de ese colegio (o por lo menos,vuelvo muy seguido en sueños).
Chiclana ha dicho que…
tengo un primo que estudió ahí y me contaba que los chanchos tomaban agua de unas "canillas", nosotros brutos de ciudad lo cargabamos, cuando fui y ví a las cabras tomando agua de una especie de canilla que ellas mismas abren me acordé del cuento.
Seba ha dicho que…
Fernando vamos ya mismo a comer un aso ahi, avisa!!
chelus ha dicho que…
Conu, le aviso que desde el año pasado se realiza en Uribelarrea la Feria de la Picada y la Cerveza Artesanal.

Yo fui con mi familia y unos amigos, lo que no me acuerdo es cómo volví.

Un abrazo conurbano
V'73 ha dicho que…
Te faltó pasar por Pueblo Escondido, donde elaboran los mejores fiambres artesanales del pueblo y de la zona; además sirven picadas y tienen un almacén de campo con quesos, dulce de leche, mermeladas, licores y todo lo que se te ocurra para darle un alegrón a tu estómago. Está a tres cuadras de la estación. Un abrazo conu.

Entradas populares de este blog

Ferias itinerantes barriales

Las ferias denominadas "itinerantes" o "francas" tienen una tradición que se remonta al siglo XIX , cuando empezaron a aparecer en el centro de Buenos Aires y, más tarde, con las primeras oleadas migratorias, que se fueron desparramando hacia la periferia de la gran Metrópoli y su conurbano.
Decíamos ayer en La Bloguera que, en pocas líneas, se puede definir a las ferias como un sistema de abastecimiento barrial, que consiste en puestos móviles (comúnmente denominados “changos”) que cada día de la semana se ubican en distintos puntos callejeros de un Municipio, para ofrecer sus productos a los vecinos.

La idea de las Ferias itinerantes es que los vecinos puedan encontrar en ellas productos frescos de la canasta básica y otros productos complementarios para la familia a precios más bajos que en el mercado (cosa que no siempre pasa).
En las ferias se puede ir a comprar frutas y verduras; carnes; productos de granja; pescados y mariscos frescos y/o congelados; productos …

Marolio vs. DIA%

Lo que empezó en 2016 como un "descubrimiento", dos años después se convirtió -crisis económica mediante- en algo corriente para quienes todavía pueden darse el lujo de planificar la economía doméstica, dedicando una porción de sus ingresos para sostener la tradicional "compra del mes", aunque modificando hábitos de consumo y lugares de compra.
DIA% y Maxiconsumo, otrora sitios a los que muchas familias de clase media acudíamos únicamente cuando teníamos gente (?) en casa, se transformaron en sitios de asistencia frecuente para los que dejamos de ir a los hípermercados (o sólo vamos cuando podemos aprovechar descuentos en los medios de pago). Y también respecto de los autoservicios chinos, a los que ahora utilizamos únicamente como rueda de auxilio para salir de algún apuro (en los hechos, DIA% pasó de ser esto último a convertirse en el supermercado de cabecera para mucha, muchísima, gente).
Como cualquier tienda de consumo masivo, ambas cadenas cuentan con sus prop…

Universidades del Conurbano

Cuando un jóven del conurbano termina la escuela secundaria y tiene la posibilidad de continuar sus estudios en alguna Universidad, suele ocurrir que opera cierto pensamiento porteñocentrista, que conduce a suponer que la Universidad de Buenos Aires es la mejor opción para iniciar una carrera universitaria.
Los adolescentes de clase media del conurbano (que son los que suelen acceder a la Universidad), tienden a ser influidos por el porteñocentrismo, desde muy temprana edad.
Si bien en los últimos años, la cultura barrial ha generado una valoración de su propio entorno, los pibes siguen flasheando con que ir a los bares o a los boliches de "la Capital", es mejor que hacerlo cerca de casa, y que conocer ahí a una minita (o a un chabón), tiene mucha más onda que salir con una chica o un chico de tu barrio.

Con la facultad pasa algo parecido, que puede llegar a agravarse por la influencia de los padres, también bastante aporteñados (y por lo general, más pelotudos que los hijos)…