Ir al contenido principal

Hasta Siempre, María



Por Demetrio Iramaín

Le dolían las rodillas, pero no faltaba nunca. Menos que menos a la Plaza. Por largos años María de Gutman atendió el puesto de venta de periódicos y distribución de material mientras sus compañeras marchaban en la Plaza, cada jueves, incesantes.

Antes y durante, fue la responsable del Archivo Histórico de la Asociación, junto a María del Carmen Berrocal. A ambas les fue asignada una tarea dura y fundamental: reunir el testimonio de denuncia de cada integrante del colectivo, en el que se detallaban las circunstancias de la desaparición de cada hijo o hija y todos los trámites realizados en su búsqueda.

En un libro que transcribe las entrevistas que Hebe de Bonafini les hacía a sus compañeras en la primera parte de un programa radial, que emitía la propia radio de las Madres, María relató que algunas Madres no sabían cómo hacer para redactar los testimonios. “Lloraban, decían que no podían”, recordaba María. Pero ella las guiaba, con una sentencia. “Acá no se viene a llorar, así que escribí. Vos podés”, les decía, apretando los dientes. La furia fría que demandaba Rodolfo Walsh.
Casualmente ayer, un día antes de cerrar sus ojos, fue presentado en la Feria del Libro un trabajo de investigación que recupera una porción representativa de esos documentos que María recopiló y archivó en preciso orden. La recordaron al momento de presentar el trabajo la propia María del Carmen, y Hebe.

María se relacionó con sus compañeras, madres desesperadas como ella, en septiembre de 1976, apenas producida la desaparición de su hijo. Estuvo entre las primeras Madres de Plaza de Mayo. No se marchó nunca de su organización, ni siquiera hoy, 30 de abril, 34 años más tarde, que María entró a la sombra para siempre.

Ahora mismo estará escuchando una sinfonía, como le gustaba a ella, junto a los que faltan en la Tierra, y sobrevuelan todavía por acá abajo, entre nosotros, que tenemos derecho a extrañarla, sí, y una sola obligación: ser como María.

Comentarios

joe e. tata ha dicho que…
buen texto

tengo un problema con la reverencia a walsh
el era un errorista confeso no deberia ser heroe de nadie
Anónimo ha dicho que…
Que cagada che, esta tambien deberia haber sido tapa de diarios.

No estoy de acuerdo con esto:"María entró a la sombra para siempre", nunca a la sombra porque con su actividad ilumino a un pueblo y se gano un puesto en la memoria.
Biblioteca Peronista ha dicho que…
Concuerdo con el anónimo y puteo la poca repercusión que tuvo esto.
pato ha dicho que…
No sabía la noticia. Linda forma de recordarla
Caíto ha dicho que…
Poca o mucha repercusión, no importa, la Historia les guarda un lugar inmenso. Saludos.

Entradas populares de este blog

Ferias itinerantes barriales

Las ferias denominadas "itinerantes" o "francas" tienen una tradición que se remonta al siglo XIX , cuando empezaron a aparecer en el centro de Buenos Aires y, más tarde, con las primeras oleadas migratorias, que se fueron desparramando hacia la periferia de la gran Metrópoli y su conurbano.
Decíamos ayer en La Bloguera que, en pocas líneas, se puede definir a las ferias como un sistema de abastecimiento barrial, que consiste en puestos móviles (comúnmente denominados “changos”) que cada día de la semana se ubican en distintos puntos callejeros de un Municipio, para ofrecer sus productos a los vecinos.

La idea de las Ferias itinerantes es que los vecinos puedan encontrar en ellas productos frescos de la canasta básica y otros productos complementarios para la familia a precios más bajos que en el mercado (cosa que no siempre pasa).
En las ferias se puede ir a comprar frutas y verduras; carnes; productos de granja; pescados y mariscos frescos y/o congelados; productos …

Marolio vs. DIA%

Lo que empezó en 2016 como un "descubrimiento", dos años después se convirtió -crisis económica mediante- en algo corriente para quienes todavía pueden darse el lujo de planificar la economía doméstica, dedicando una porción de sus ingresos para sostener la tradicional "compra del mes", aunque modificando hábitos de consumo y lugares de compra.
DIA% y Maxiconsumo, otrora sitios a los que muchas familias de clase media acudíamos únicamente cuando teníamos gente (?) en casa, se transformaron en sitios de asistencia frecuente para los que dejamos de ir a los hípermercados (o sólo vamos cuando podemos aprovechar descuentos en los medios de pago). Y también respecto de los autoservicios chinos, a los que ahora utilizamos únicamente como rueda de auxilio para salir de algún apuro (en los hechos, DIA% pasó de ser esto último a convertirse en el supermercado de cabecera para mucha, muchísima, gente).
Como cualquier tienda de consumo masivo, ambas cadenas cuentan con sus prop…

Universidades del Conurbano

Cuando un jóven del conurbano termina la escuela secundaria y tiene la posibilidad de continuar sus estudios en alguna Universidad, suele ocurrir que opera cierto pensamiento porteñocentrista, que conduce a suponer que la Universidad de Buenos Aires es la mejor opción para iniciar una carrera universitaria.
Los adolescentes de clase media del conurbano (que son los que suelen acceder a la Universidad), tienden a ser influidos por el porteñocentrismo, desde muy temprana edad.
Si bien en los últimos años, la cultura barrial ha generado una valoración de su propio entorno, los pibes siguen flasheando con que ir a los bares o a los boliches de "la Capital", es mejor que hacerlo cerca de casa, y que conocer ahí a una minita (o a un chabón), tiene mucha más onda que salir con una chica o un chico de tu barrio.

Con la facultad pasa algo parecido, que puede llegar a agravarse por la influencia de los padres, también bastante aporteñados (y por lo general, más pelotudos que los hijos)…