Ir al contenido principal

La Bonaerense rusa (y tengamos un año en paz)


-Guido es buen pibe. Puede ser que esté equivocado, pero es buen pibe, así que por ahora no lo vamos a echar.

Estas fueron, palabras más, palabras menos, los argumentos de Ricardo Casal para no deshacerse de uno de sus subsecretarios, cuando se enteró que este estaba operando (junto a otros Jefes policiales) para desplazar al Comisario Juan Carlos Paggi.

Lorenzino, y el resto de los comisarios desafectados de la fuerza, no tuvieron en cuenta un factor fundamental a la hora de querer incidir en la política de seguridad provincial: el apoyo incondicional del Gobernador Scioli hacia el Jefe de los Patas Negra.

Con quién no se sabe qué puede pasar es con el otro subsecretario del Ministerio de Seguridad: Julio Pángaro.
¿Quién es Pángaro? un ex Intendente de San Pedro y ex diputado provincial, que tiene en su haber más años de duhaldismo que de ¿kirchnerismo?
Llegó al Minsiterio junto con la asunción de Casal, en medio de los acuerdos que debió tejer Scioli para garantizarse que el nuevo titular de la cartera de Seguridad tuviera los apoyos políticos necesarios como para durar un buen tiempo en el cargo. Todavía es el jefe político del peronismo de San Pedro (Municipio hoy gobernado por un radical K), y no renuncia a ninguna de sus aspiraciones: ser diputado provincial, Ministro, Senador, o lo que sea.

Actualmente, la relación de Casal con Pángaro no es la mejor, porque al contrario de lo que ocurre con Lorenzino, Casal sí ve en Pángaro a un funcionario que está trabajando para desestabilizar su gestión, y la de su socio, el Comisario Paggi.

Volviendo a la Policía, el descabezamiento de la Bonaerense también es un guiño hacia el Gobierno Nacional, en especial hacia la Ministra Nilda Garré, quien desde que asumió, esperaba un gesto de Scioli en este sentido.
Obviamente, el objetivo de máxima era que el Gobernador tirara por la ventana a Casal y a Paggi, pero bueno, ya sabemos que eso no va a ocurrir.
A cambio, Scioli entregó al Tano Baratta, y a toda su segunda línea. No se trata de una movida menor, porque para los mandos inferiores Baratta era visto como el Jefe real de la Fuerza.
En su lugar asumió Hugo Matzkin, hombre de la "línea Arslanian" (que, huelga decirlo, es ampliamente minoritaria dentro de la institución), aunque subordinado a Paggi.

La intención de estos cambios hacia el interior de la Policía es la de tener un año "tranquilo", teniendo en cuenta la campaña electoral que se viene.

La designación de Matzkin implica una "deschorización" de la cúpula, y tapona cualquier intentona duhaldista de operar hacia el interior de la corporación, dado que tanto Matzkin como sus colaboradores más cercanos son bastante talibanes en el sentido de no permitir que los viejos carcamanes de la fuerza vuelvan a tener influencia sobre la misma (y no me refiero a la cuestión operativa, sino a los contratitos que tanto empresario anda rapiñando por ahí).

De yapa, les dejo la entrevista que le hice el viernes a León Arslanian en Acá Estamos (Lunes a Viernes de 7 a 10, por AM 530). El audio dura 11 minutos, pero sirve para entender por qué Scioli designó a Matzkin.


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
los tres de la foto son el Eje del Mal
Anónimo ha dicho que…
Conu, Guido está bancado por el Evita.A Pángaro quién lo va a bancar?..
Peje
El Conurbano ha dicho que…
Pángaro tiene banca propia, y algunos barones también lo sostienen.

PD: a Guido lo banca otra gente también, no solo el Evita.

saludos
Matias ha dicho que…
Muy bueno Conu, periodismo de verdusqui.
Anónimo ha dicho que…
la nota de Pagni en La Nación de hoy te da la razón en un par de cosas. No se si eso es bueno o malo.

Entradas populares de este blog

Ferias itinerantes barriales

Las ferias denominadas "itinerantes" o "francas" tienen una tradición que se remonta al siglo XIX , cuando empezaron a aparecer en el centro de Buenos Aires y, más tarde, con las primeras oleadas migratorias, que se fueron desparramando hacia la periferia de la gran Metrópoli y su conurbano.
Decíamos ayer en La Bloguera que, en pocas líneas, se puede definir a las ferias como un sistema de abastecimiento barrial, que consiste en puestos móviles (comúnmente denominados “changos”) que cada día de la semana se ubican en distintos puntos callejeros de un Municipio, para ofrecer sus productos a los vecinos.

La idea de las Ferias itinerantes es que los vecinos puedan encontrar en ellas productos frescos de la canasta básica y otros productos complementarios para la familia a precios más bajos que en el mercado (cosa que no siempre pasa).
En las ferias se puede ir a comprar frutas y verduras; carnes; productos de granja; pescados y mariscos frescos y/o congelados; productos …

Marolio vs. DIA%

Lo que empezó en 2016 como un "descubrimiento", dos años después se convirtió -crisis económica mediante- en algo corriente para quienes todavía pueden darse el lujo de planificar la economía doméstica, dedicando una porción de sus ingresos para sostener la tradicional "compra del mes", aunque modificando hábitos de consumo y lugares de compra.
DIA% y Maxiconsumo, otrora sitios a los que muchas familias de clase media acudíamos únicamente cuando teníamos gente (?) en casa, se transformaron en sitios de asistencia frecuente para los que dejamos de ir a los hípermercados (o sólo vamos cuando podemos aprovechar descuentos en los medios de pago). Y también respecto de los autoservicios chinos, a los que ahora utilizamos únicamente como rueda de auxilio para salir de algún apuro (en los hechos, DIA% pasó de ser esto último a convertirse en el supermercado de cabecera para mucha, muchísima, gente).
Como cualquier tienda de consumo masivo, ambas cadenas cuentan con sus prop…

Universidades del Conurbano

Cuando un jóven del conurbano termina la escuela secundaria y tiene la posibilidad de continuar sus estudios en alguna Universidad, suele ocurrir que opera cierto pensamiento porteñocentrista, que conduce a suponer que la Universidad de Buenos Aires es la mejor opción para iniciar una carrera universitaria.
Los adolescentes de clase media del conurbano (que son los que suelen acceder a la Universidad), tienden a ser influidos por el porteñocentrismo, desde muy temprana edad.
Si bien en los últimos años, la cultura barrial ha generado una valoración de su propio entorno, los pibes siguen flasheando con que ir a los bares o a los boliches de "la Capital", es mejor que hacerlo cerca de casa, y que conocer ahí a una minita (o a un chabón), tiene mucha más onda que salir con una chica o un chico de tu barrio.

Con la facultad pasa algo parecido, que puede llegar a agravarse por la influencia de los padres, también bastante aporteñados (y por lo general, más pelotudos que los hijos)…