Ir al contenido principal

Con o sin Rolex (?), mañana se arma la podrida igual


Parece que tras abandonar la presidencia de GELP, Juan José "regalo relojes si me hacen los deberes (?)" Muñoz no sabe muy bien que hacer con el tiempo que le sobra y toda la tarasca que tiene. Por eso arma estos lios (?).

A mediados del año pasado, Muñoz no tuvo mejor idea que comenzar a montar un predio de ferias en las afueras de la Ciudad de La Plata, más precisamente en el cruce de la Ruta 36 y la avenida 520.
El complejo pretende convertirse en algo así como La Salada a escala más pequeña, con lo cual, ni bien se enteraron los comerciantes platenses, empezaron a desplegar toda su capacidad de presión para que el Concejo Deliberante votara una ordenanza que prohibiera la instalación de ese tipo de ferias en todo el territorio platense. Eso ocurió hace unos meses, y mañana habría que votar nuevamente para renovar la prohibición.

Todavía no está claro si para mañana los comerciantes tienen pensado movilizarse, pero como dice el refrán (?):"A apriete, apriete y medio". El que sí está confirmado es Juan José Muñoz, quien ya avisó que se va a hacer una escapada (?) hasta el Concejo, acompañado nada menos que por los muchachos del SIVARA (Sindicato de Vendedores Ambulantes), que es gente muy pacífica... siempre y cuando la dejen laburar en paz.
El argumento de Muñoz (como siempre), es que lo quieren perjudicar a él porque hay una campaña en su contra. No creo que tenga razón pero, nobleza obliga, todavía nadie supo explicar por qué las otras ferias que ya funcionan tienen permiso y esta no. La excusa de algunos es que "esta es demasiado grande". Mmmmmm.....

Las ferias tipo "outlets" o "boliyopins" que funcionan en La Plata desde hace un tiempo son cuatro: la de 96 y 117 (conocida como "la paraguaya"); la que está en 45 y 150; otra en 122 y 64, y una curta sobre 508 entre 25 y 26. Todas están más cerca del casco urbano que la que pretende abrir Muñoz.

Así que movileros y productores periodísticos, ya están avisados ¿Quieren acción? Dense una vuelta mañana por La Plata.

Comentarios

Almita ha dicho que…
mmm... me gusta la paraguaya, si voy a la feria no me gusta el "feel shopping" que transmite esa foto.

¿te acordás cuando vendía naranjas este hombre? y después critican a los verduleros...

¿Viste como el Hummer bordó del abogado este, como era que se llamaba....? Y la Porsche Cayenne color cobre? La Plata es muy pueblito, andás con eso y te reconocen a una cuadra.

Eso sí, me gustan las sogas que le puso Verón a su Hummer.

Es que los autos, me encantan.
eduardo ha dicho que…
Las dos primeras fueron parte de los acuerdos del turco con los vendedores ambulantes cuando los sacó de las calles del centro. Fue,formalmente, una negociación entre el municipio y una cooperativa. En este caso, se plantea como una habilitación a un particular, ni siquiera plantean algo por del estilo Alak. Que se lo banquen al tuerto. Tendrá servicio de lavado la feria de J.J.?
Lic. Baleno ha dicho que…
Ud. tiene que ser productor periodistico.
El Conurbano ha dicho que…
Baleno: me avisan que la teka de la Jefatura de Gabinete va a tardar en venir, así que si sabe de algo chifle eh, mire que tiro sumarios a lo loco! ;p

Entradas populares de este blog

Ferias itinerantes barriales

Las ferias denominadas "itinerantes" o "francas" tienen una tradición que se remonta al siglo XIX , cuando empezaron a aparecer en el centro de Buenos Aires y, más tarde, con las primeras oleadas migratorias, que se fueron desparramando hacia la periferia de la gran Metrópoli y su conurbano.
Decíamos ayer en La Bloguera que, en pocas líneas, se puede definir a las ferias como un sistema de abastecimiento barrial, que consiste en puestos móviles (comúnmente denominados “changos”) que cada día de la semana se ubican en distintos puntos callejeros de un Municipio, para ofrecer sus productos a los vecinos.

La idea de las Ferias itinerantes es que los vecinos puedan encontrar en ellas productos frescos de la canasta básica y otros productos complementarios para la familia a precios más bajos que en el mercado (cosa que no siempre pasa).
En las ferias se puede ir a comprar frutas y verduras; carnes; productos de granja; pescados y mariscos frescos y/o congelados; productos …

Marolio vs. DIA%

Lo que empezó en 2016 como un "descubrimiento", dos años después se convirtió -crisis económica mediante- en algo corriente para quienes todavía pueden darse el lujo de planificar la economía doméstica, dedicando una porción de sus ingresos para sostener la tradicional "compra del mes", aunque modificando hábitos de consumo y lugares de compra.
DIA% y Maxiconsumo, otrora sitios a los que muchas familias de clase media acudíamos únicamente cuando teníamos gente (?) en casa, se transformaron en sitios de asistencia frecuente para los que dejamos de ir a los hípermercados (o sólo vamos cuando podemos aprovechar descuentos en los medios de pago). Y también respecto de los autoservicios chinos, a los que ahora utilizamos únicamente como rueda de auxilio para salir de algún apuro (en los hechos, DIA% pasó de ser esto último a convertirse en el supermercado de cabecera para mucha, muchísima, gente).
Como cualquier tienda de consumo masivo, ambas cadenas cuentan con sus prop…

Universidades del Conurbano

Cuando un jóven del conurbano termina la escuela secundaria y tiene la posibilidad de continuar sus estudios en alguna Universidad, suele ocurrir que opera cierto pensamiento porteñocentrista, que conduce a suponer que la Universidad de Buenos Aires es la mejor opción para iniciar una carrera universitaria.
Los adolescentes de clase media del conurbano (que son los que suelen acceder a la Universidad), tienden a ser influidos por el porteñocentrismo, desde muy temprana edad.
Si bien en los últimos años, la cultura barrial ha generado una valoración de su propio entorno, los pibes siguen flasheando con que ir a los bares o a los boliches de "la Capital", es mejor que hacerlo cerca de casa, y que conocer ahí a una minita (o a un chabón), tiene mucha más onda que salir con una chica o un chico de tu barrio.

Con la facultad pasa algo parecido, que puede llegar a agravarse por la influencia de los padres, también bastante aporteñados (y por lo general, más pelotudos que los hijos)…