Ir al contenido principal

La Subrepresentación del Conurbano bajo el sesgo partidario


Gervasio Bozzano es un joven compañero politólogo que nos ha acercado un muy trabajo sobre el problema de la subrepresentación política que tiene el conurbano bonerense en la Legislatura Provincial, tema del que ya nos hemos ocupado por ejemplo acá, acá y acá.

El trabajo de Gervasio aporta algunas cuestiones muy útiles, que engrosan y complementan los post que habíamos presentado anteriormente. Pero sin dudas, el hallazgo más importante que introduce el suyo, es la tesis del "sesgo partidario".

Como habrán podido apreciar en nuestros trabajos anteriores (incluyendo el de Sebastián Erdmann), nuestras tesis siempre giraron alrededor del "sesgo territorial" del malaporcionamiento que tiene la representación política en la Provincia de Buenos Aires.
La innovación que introduce el análisis del compañero Bozzano, es que él fue un poco más allá en el tiempo, y se tomó el trabajo de estudiar la legislación electoral de la Provincia a lo largo de los últimos setenta años.

El resultado de la investigación es la teoría del Sesgo Partidario, una conclusión contundente, que deviene de la sobrerrepresentación que tienen aquellas secciones electorales en las cuales la Unión Cívica Radical tiene una clara supremacía, la Cuarta y la Séptima, en detrimento de aquellas en las que suele ganar el peronismo (La Primera y La Tercera).

Para ayudarnos a entender el sesgo Partidario, además de la representación por habitante que está vigente (el cuadro que abre el post), Gervasio introduce un elemento muy necesario: el de la "Representación Óptima", que dejamos aquí abajo, pero que luego encontraremos en los gráficos del final.


¿Cómo se ha instrumentado este sesgo? Muy simple: a través de reformas a la ley electoral 5.656 sancionada en 1951, mediante la cual la distribución era la siguiente:

Sección Primera: 19 diputados y 9 senadores.
Sección Segunda: 7 diputados y 3 senadores.
Sección Tercera: 20 diputados y 10 senadores.
Sección Cuarta: 9 diputados y 5 senadores.
Sección Quinta: 10 diputados y 5 senadores.
Sección Sexta: 9 diputados y 5 senadores.
Sección Séptima: 4 diputados y 2 senadores.
Sección Octava o Capital: 6 diputados y 3 senadores.
Total: 84 diputados y 42 senadores.

En 1957, el Interventor de la Provincia de Buenos Aires, Emilio Augusto Boncarrere, deroga la ley 5.656 reestableciendo una ley anterior (la 5.109, que perjudicaba a las secciones Primera y Tercera), y en 1961, el Gobernador Oscar Alende impulsó una nueva ley, la 6.698, que modificó nuevamente la proporcion de legisladores, aumentando el número de diputados a 92 y el de senadores a 46, pero manteniendo la sobrerrepresentación del Gran Buenos Aires (que por las dudas aclaro, no es un invento de ahora, sino que es una subregión que comenzó a forjarse en la década del 30). Los números quedaron así:

Sección Primera: 15 diputados y 8 senadores.
Sección Segunda: 11 diputados y 5 senadores.
Sección Tercera: 18 diputados y 9 senadores.
Sección Cuarta: 14 diputados y 7 senadores.
Sección Quinta: 11 diputados y 5 senadores.
Sección Sexta: 11 diputados y 6 senadores.
Sección Séptima: 6 diputados y 3 senadores.
Sección Octava o Capital: 6 diputados y 3 senadores.
Total: 92 diputados y 46 senadores.

¿Qué llevó al Dr. Oscar Alende a introducir esta modificación tan perversa? Suponemos que el convencimiento de un probable triunfo en las elecciones que tendrían lugar unos meses después, en marzo del año siguiente, cuando la UCRI (el Partido de Alende y Frondizi) enfrentaría por primera vez en elecciones libres a un peronismo no proscripto (algo que como todos sabemos, finalmente no ocurrió).
Lo cierto es que después de votada la modificación a la Ley electoral, el peronismo bonarense nunca pudo (quiso o supo) reunir la fuerza necesaria como para poner las cosas en su lugar.

A continuación, vamos a ver dos cuadros, en los cuáles queda demostrada cuál sería la representación de cada una de las Secciones Electorales, con una y otra ley, utilizando como base el padrón electoral actual.

(clic sobre los cuadros para ver mejor)

En la distribución de los senadores las conclusiones serán las mismas:

(clic sobre los cuadros para ver mejor)

Con estos números, el compañero Bozzano termina su análisis sosteniendo que, a pesar de los triunfos electorales en la Provincia, la frecuente supremacía del peronismo en la Legislatura Provincial "resulta de la fragmentación que sufre la oposición, y no por una conveniente ingeniería electoral, sino más bien pese a ella".

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
flaco te felicito, sos el unico q habla de estas cosas. por q nadie habla de estas injusticias, no hablemos de los grandes diarios.
creo q la zona oeste esta especial/ castigada, años y años abandonada.
ahora esta un poco mejor, pero se ve q al tener pocos diputados y senadores en la plata, hay poco poder de lobby. ver el hospital posadas como esta da pena.en gral el tema obras.
ni hablar de democracia, representativad, etc.
ademas muy interesante el tema historico de la epoca de alende goberna y frondizi, los libros de historia casi no se ocupan de los gobernadores de bs as y sus politicas.
saludo
Javier Rehl ha dicho que…
Hola Conu. Te robo la excelente nota para colgarla en mi Blog. Cuando quieras, mandate y chusmea, así me comentás que te parece.
http://barbarieenalpargatas.blogspot.com

Un abrazo.
Javier
El Conurbano ha dicho que…
Petacular Javier, ahora paso.
nikola ha dicho que…
La subrepresentación también se da en el índice de precios al consumidor (IPC). Sino mirá http://conurbanos.blogspot.com

Entradas populares de este blog

Ferias itinerantes barriales

Las ferias denominadas "itinerantes" o "francas" tienen una tradición que se remonta al siglo XIX , cuando empezaron a aparecer en el centro de Buenos Aires y, más tarde, con las primeras oleadas migratorias, que se fueron desparramando hacia la periferia de la gran Metrópoli y su conurbano.
Decíamos ayer en La Bloguera que, en pocas líneas, se puede definir a las ferias como un sistema de abastecimiento barrial, que consiste en puestos móviles (comúnmente denominados “changos”) que cada día de la semana se ubican en distintos puntos callejeros de un Municipio, para ofrecer sus productos a los vecinos.

La idea de las Ferias itinerantes es que los vecinos puedan encontrar en ellas productos frescos de la canasta básica y otros productos complementarios para la familia a precios más bajos que en el mercado (cosa que no siempre pasa).
En las ferias se puede ir a comprar frutas y verduras; carnes; productos de granja; pescados y mariscos frescos y/o congelados; productos …

Marolio vs. DIA%

Lo que empezó en 2016 como un "descubrimiento", dos años después se convirtió -crisis económica mediante- en algo corriente para quienes todavía pueden darse el lujo de planificar la economía doméstica, dedicando una porción de sus ingresos para sostener la tradicional "compra del mes", aunque modificando hábitos de consumo y lugares de compra.
DIA% y Maxiconsumo, otrora sitios a los que muchas familias de clase media acudíamos únicamente cuando teníamos gente (?) en casa, se transformaron en sitios de asistencia frecuente para los que dejamos de ir a los hípermercados (o sólo vamos cuando podemos aprovechar descuentos en los medios de pago). Y también respecto de los autoservicios chinos, a los que ahora utilizamos únicamente como rueda de auxilio para salir de algún apuro (en los hechos, DIA% pasó de ser esto último a convertirse en el supermercado de cabecera para mucha, muchísima, gente).
Como cualquier tienda de consumo masivo, ambas cadenas cuentan con sus prop…

Universidades del Conurbano

Cuando un jóven del conurbano termina la escuela secundaria y tiene la posibilidad de continuar sus estudios en alguna Universidad, suele ocurrir que opera cierto pensamiento porteñocentrista, que conduce a suponer que la Universidad de Buenos Aires es la mejor opción para iniciar una carrera universitaria.
Los adolescentes de clase media del conurbano (que son los que suelen acceder a la Universidad), tienden a ser influidos por el porteñocentrismo, desde muy temprana edad.
Si bien en los últimos años, la cultura barrial ha generado una valoración de su propio entorno, los pibes siguen flasheando con que ir a los bares o a los boliches de "la Capital", es mejor que hacerlo cerca de casa, y que conocer ahí a una minita (o a un chabón), tiene mucha más onda que salir con una chica o un chico de tu barrio.

Con la facultad pasa algo parecido, que puede llegar a agravarse por la influencia de los padres, también bastante aporteñados (y por lo general, más pelotudos que los hijos)…