3.6.14

Walter

En agosto de 2010, Walter Besuzzo escribió este post hermoso en Conurbanos, que al toque fue levantado por Lucas Llach en La Ciencia Maldita.

Para quienes no lo conocieron, calculo que leer este texto hará que se den una idea del pedazo de tipo que se nos fue.

Para los que en algún momento de la vida del gordo estuvimos más o menos cerca suyo, es una manera de quedarnos con su mejor recuerdo.

Hasta siempre Walter.

9.7.13

Kryptonita


Obitó.
Parece japonés.
Obitó.
Hasta suena gracioso. Y es todo lo contrario.
Obitó.
Cinco letras. Una palabra. Una acción terminal para pronunciar la peor noticia que puedan llegar a recibir.
Obitó.
Verbo en pasado perfecto. Excelente definición de lo que fue una vida. Algo pasado. Algo único. No importa si fue una vida buena o maña. Fue algo único porque existió. Y ahora ya no más porque...
Obitó.
Cuando pronunciamos la palabra obitó lo que les intentamos decir es que su ser querido, esa persona por la que ustedes lamentablemente nos conocieron bajo esta circunstancia particular, falleció.
Está muerta.
Obitó.

Así empieza Kryptonita, la novela de Leonardo Oyola que cuenta las andanzas de Nafta Super, el líder de una banda de malhechores que agoniza en una camilla del Hospital Paroissien de Isidro Casanova. Una gran historia, bien contada además.

¿Qué más? Comprenló, giles (?).

26.6.13

25.6.13

El Partido que no fue


Cuando hace cuatro años presentábamos a los exponentes del Pro en la provincia de Buenos Aires y advertíamos que no se trataba de gente como para ir y comprarle un auto usado, no nos imaginábamos este final de partido vecinalista de la Capital Federal (en realidad hay presencia en algunos lugares más, como Santa Fe, Córdoba, La Pampa y Entre Ríos, pero vamos a ver cuanto dura eso).

La verdad que se puede decir cualquier cosa de los seguidores de Mauricio Macri en la provincia, pero no que le hayan sacado el culo a la jeringa o no hayan militado lo que tenían que militar, casi en soledad, cuando no se trataba de distritos como Lanús o Vicente López, donde aunque sea corrían con el caballo prestado del comisario.

Así que para todos aquellos buscas de amarillo a los que el fin de semana pasado les soltaron la mano fuerte, vaya este homenaje, mientras buscan protegerse de la intemperie en alguna lista del Frente Renovador o del partido de Francisco De Narváez, cuyo nombre es tan largo que todavía me cuesta aprender.