22.2.15

El gobierno local

Por Ariel Ricardo Miño

La globalización y la localización, entendidas como el proceso de la integración económica y la creciente demanda de autonomía local, son identificadas como las dos fuerzas que, en la actualidad, más influyen en la forma que adopta el desarrollo de cada uno de los municipios.

A lo largo de la década del neoliberalismo se fue generando en la Argentina un cambio estructural en el que no sólo se transformó el sistema económico-productivo, sino que además se atravesó por un proceso de ajuste del sistema institucional. Esta transformación no sólo fue económico-social, sino también político-institucional y cultural. Hacia fines de los ’90, se había producido una descentralización de hecho hacia los gobiernos municipales, caracterizada por una fuerte transferencia de funciones y roles, sin la correspondiente transferencia de recursos, capacidades y competencias. Seguidamente de la reforma del Estado (neoliberal), los gobiernos locales tendieron a seguir los lineamientos del Consenso de Washington. Esto produjo tres grandes consecuencias: una retirada del Estado de temas que, habiendo integrado la agenda pública, desaparecían, se desvanecían o eran absorbidos por la actividad privada. Seguir leyendo

3.6.14

Walter

En agosto de 2010, Walter Besuzzo escribió este post hermoso en Conurbanos, que al toque fue levantado por Lucas Llach en La Ciencia Maldita.

Para quienes no lo conocieron, calculo que leer este texto hará que se den una idea del pedazo de tipo que se nos fue.

Para los que en algún momento de la vida del gordo estuvimos más o menos cerca suyo, es una manera de quedarnos con su mejor recuerdo.

Hasta siempre Walter.

9.7.13

Kryptonita


Obitó.
Parece japonés.
Obitó.
Hasta suena gracioso. Y es todo lo contrario.
Obitó.
Cinco letras. Una palabra. Una acción terminal para pronunciar la peor noticia que puedan llegar a recibir.
Obitó.
Verbo en pasado perfecto. Excelente definición de lo que fue una vida. Algo pasado. Algo único. No importa si fue una vida buena o maña. Fue algo único porque existió. Y ahora ya no más porque...
Obitó.
Cuando pronunciamos la palabra obitó lo que les intentamos decir es que su ser querido, esa persona por la que ustedes lamentablemente nos conocieron bajo esta circunstancia particular, falleció.
Está muerta.
Obitó.

Así empieza Kryptonita, la novela de Leonardo Oyola que cuenta las andanzas de Nafta Super, el líder de una banda de malhechores que agoniza en una camilla del Hospital Paroissien de Isidro Casanova. Una gran historia, bien contada además.

¿Qué más? Comprenló, giles (?).

26.6.13