16.11.09

Variables no desechables de la basura en el Conurbano


Post enviado por el Dr. Antonio A. Piacquadio

A las notas que hemos leído últimamente sobre tarifas, incidencia en el presupuesto y contratos en el servicio de recolección de basura en los municipios del conurbano, le faltan algunas variables que pueden ser: la producción de residuos por persona, la composición de la basura y la infraestructura sobre la que se presta el servicio.
Todas las conjugaciones de variables son tentativas, aproximadas e hipotéticas, aunque pueden ofrece un mayor acercamiento al estudio del tema.

Por características socio-económicas y culturales, el conurbano se divide en 4 grupos: el primer grupo (San Isidro y V. López) tienen el mismo perfil que Capital y generan promedio 1,5 Kg Habitante/día; el segundo grupo todos del primer cordón, menos los mencionados y sumando a municipios como Hurlingahn, Ituzaingo, Almirante Brown, Tigre, etc. generan alrededor de 1,2 Kg Habitante/día; el tercer grupo, dominado por los municipios del segundo cordón (excepto los ya mencionados) promedian 1 Kg Habitante/día; y el cuarto grupo, constituido por municipios del tercer cordón redondean los 0,75 kg Habitante/día.

A esto debemos añadir que las zonas más ricas generan residuos con mayor componente inorgánico y menos elementos orgánicos, composición que se invierte a medida que nos acercamos a los producidos por los del grupo cuatro. Estos componentes se relacionan con volumen y peso; siendo que a mayor composición de orgánicos más pesados y de menor volumen que aquellos de mayor constitución inorgánica, que inversamente son menos pesados y más voluminosos.
Alguno comentarios de las notas recientemente publicadas sobre el tema en este blog hablaban de estándares de limpieza, esto es denominado "indicadores de higiene urbana". No existe algo rotundo que lo fije, pero en ello está la diferencia.
Arbitrariamente, podríamos considerar a esos indicadores como: Bueno, Regular y Malo. Determinada esa escala por la existencia de remanentes del servicio de recolección en el espacio público.
Por bueno se puede entender cuando: No existen basurales ni pequeños sitios de arrojo de basura (solo puntuales casos mínimos); Regular: no hay basurales pero si sitios de arrojos barriales (que pueden ser dinámicos porque, generalmente, son limpiados de forma periódica); y Malo: hay basurales y arrojo barriales.

Si existen estos tipos (basurales o puntos de arrojos) de disposición inicial* de los residuos es porque la recolección es deficiente, dado que a la recolección se debe sumar tareas de repasado, dado que la población no tiene buena conducta para con el espacio común.
En la deficiencia del servicio puede generarse una posible ganancia extra de las empresas, si se le contrata a la misma empresa otros servicios para solucionar los problemas generados por la misma deficiencia.
Ahora, la composición de la basura determinada por más orgánica que inorgánica o a la inversa, modifica en gran medida la operación de recolección y transporte. No se transporta igual volumen o tonelaje si es de uno u otro tipo. La basura que se genera en el conurbano "grupo uno" no es igual a la que se genera en el conurbano "grupo cuatro". Es por ello que no se pueden comparar inversión de municipios que generan diferentes residuos.

Pero hay un componente mucho más importante en la higiene urbana, y está dado por la infraestructura que se presta el servicio. Es decir: cuantas cuadras de asfalto y cuantas de tierra tienen cada municipio y la frecuencia del servicio.

En síntesis, el “negocio de la basura” es un negocio más, como tantos otros (como el de la cría de conejos, por decir uno), hay monopolios, hay diferentes tarifas, pero no es tan fácil de determinar a partir de un cálculo matemático, aunque, repito, las matemáticas puede ofrece una mayor acercamiento al estudio del tema.

*Disposición inicial es: que hace, de qué manera y en que forma la gente pone a disposición los desechos para que funcione el próximo eslabón en el manejo de los residuos.


8 comentarios:

Andrés dijo...

Buenas Conu,

Muy buena la seguidilla de post sobre este tema.

En cuanto a encontrar soluciones al tema, aquí van algunas ideas que pueden ayudar:

1) Asignar X manzanas en cada municipio a un número Y de personas, las cuales como contraprestación de un salario se dedicarían a:
- Limpiar veredas y aceras
- Separar residuos inorgánicos reciclables
- Transportar esos residuos a un centro recolector
- Solicitar aplicación de multas por no separación de residuos
- Supervisión general de dichas manzanas (que ayudaría también a disuadir la comisión de ciertos delitos).

De esa manera, se le podría dar trabajo permanente a muchísima gente. Calculo grosso-modo que si hay 30.000 manzanas en el GBA (600 km2, densidad de urbanización de 0.5, 100 manzanas por km2), con que 10 personas se dediquen a 10 manzanas se generarían 30.000 puestos de trabajo. Pagando $2000 por empleado y tomando un coeficiente impositivo de 1.75, costaría unos $1300 millones.

No parece ser un monto muy superior a los $900 o $1000 millones que hoy se gastan en basura, según los datos que posteaste.

Para la gente de clase media, tiene la ventaja de que conocen a la persona que procesa sus residuos, creando un vínculo más cercano y un servicio más personalizado, y evita el cirujeo de desconocidos en la puerta de su casa.

Hay una decena de aspectos operativos para resolver (dónde acumular residuos en zonas densamente pobladas como Mitre e Italia, Avellaneda, por ejemplo), pero se pueden analizar.

2) Hay emprendimientos nacionales y extranjeros que se dedican a vender equipamiento para procesar residuos orgánicos. Por ejemplo, esta empresa canadiense aprovecha los residuos de madera para generar etanol

www.enerkem.com

3) Hay una tecnología en desarrollo llamada vaporización por plasma, que permite literalmente hacer humo l abasura, transformándola en gases que pueden servir para crear combustible para transporte público.

Tokio adoptó esa tecnología, y alimenta sus buses con el etanol que sale de esas plantas.

Una empresa que se dedica a eso:

www.inentec.com

Saludos,

Andrés

El Conurbano dijo...

Andrés: ¿estás cobrando comisiones de todo esto? ;P
Hablando en serio, lo que proponés al principio, ya se realiza en varios Municipios, bajo la figura de "cooperativas de barrido y aseo", y acá lo relaciono con el post que escribió el Dr. Piacquadio: cada Partido es una unidad en sí misma. Por ejemplo, en Avellaneda, las cooperativas de barrido y aseo funcionan bien. En Lanús, en cambio, fueron un desastre y ya no queda casi ninguna. El resultado, obviamente, tiene que ver con la manera en la que se involucra el Estado.

Antonio: gracias por el post. Es un honor para este blog recibir el aporte de opiniones más que autorizadas en la materia, para enriquecer el debate e ir aproximandonos en la búsqueda de soluciones.

un abrazo

Matanza VIP dijo...

Conu; Parece saludable la apertura de don Antonio a la discusion sobre la basura o mejor dicho el manejo de los residuos de los procesos productivos y de consumo.

Hasta ahora el gran negocio es la logistica de los residuos (llevarlos de aca para alla) y uno pequeño que es el reciclado de algunos materiales(muy pocos) a cargo de el sector informal.
No por nada la logisticas la manejan empresas y el reciclado en su mayoria lo realizan pobres cooperativas o cartoneros liberales.
Se utilizan distintas distintas categorias para tratar el mismo problema.
Si se toma a el reciclado como otra actividad productiva dando paso a tecnologias adecuadas para su tratamiento y puesta en valor para la vuelta al sistema productivo esto permitira el ingreso o constitucion de empresas que generen puestos de trabajo en blanco y de calificacion en aumento.

Esto me parece que es racional economicamente hablando ya que este proceso es economico en lo energetico ya que ahorro en la transformacion del material y en la logistica, y por otra parte reduce gastos de remediacion de los daños causados por el entierro de residuos.
Por otra parte el control sobre el tratamiento y manipulacion permitira detectar bosones de trabajo en negro y tambien trata de personas. El blanqueo de grandes cantidades de trabajadores
informales(y sus familias) haciedolos pasibles de seguridad social.

Podemos encontrar muchos beneficios que pueden caer sobre los conurbanenses, pero si no intentamos soluciones mas racionales que vuntariosas y con dosis de coraje para implementarlas, nos va tapar la basura.

Matanza VIP dijo...

Sobre el tema de los estandares: don Antonio comparemos

Villa luzuriaga - San Alberto
Ramos Mejia - Laferrere
Madero - R. Castillo
San Justo - Gonzalez Catan
Av. de Mayo- Av. Carlos Casares

Si estos lugares reciben el mismo tratamiento en el indicador limpieza y recoleccion de residuos, podemos decir que tiene el mismo estandar.
Ahora, si no son tratados de la misma manera podemos decir que: para los ciudadanos de un mismo distrito que viven en en distintas localidades el tratamiento no es el mismo. es decir existe mas de un estandar .

Entonces si esto lo tomamos como algo natural hara falta sincerar algunos discursos, hacer algunas actualizaciones ideologicas y dejarnos de joder con esa antiguedad anacronica de la Justicia Social.

El Conurbano dijo...

epa, epa! ¿cómo que antigüedad anacrónica la Justicia Social?

La apertura de políticas que planteas en tu primer comentario es imposible sin un Estado presente que tienda hacia un horizonte de Justicia Social ¿quién lo va a hacer?
Otra cosa: ojo al piojo con lo que marca Don Antonio respecto de la composición de la basura en los grupos de Municipios. Hay lugares dónde diera la impresión que no hay mucho para reciclar (y me parece que son los más).

Donde parece que estamos todos de acuerdo es en cómo se reparte la torta: parece que el único negoción por ahora es la logística. Hasta que no haya decisión política de ampliar el negocio, esto no tiene demasiada vuelta.

saludos

Amelio Luna dijo...

Yo pienso que hay que empezar a tirar la basura en la esquina de los intendentes, gobernadores, presidente, bah! funcionarios en general al grito de ¡Si me cago la vida yo y mi familia, se la cagan todos!

Matanza VIP dijo...

Conu: con don Antonio nos conocemos y se de sus esfuerzos. Pero a algunos compañeros( no Antonio) aveces hay que despertarlos a los sopapos para que entiendan el lugar en donde estan y para que.

Y tambien a veces me caliento.
saludos.

mauroliver dijo...

Mientras no se difundan los números reales de la basura, desde adentro, en la escala y el recorte que se esté dispuesto a analizar seguimos con el blá blá. El dotor Piacquadio podría hacer públicos los números del barrio Aldo Bonzi, ya que estamos, donde desde el lunes 13 de noviembre de 2006, 4 de cada 10 casas de cada una de las 152 manzanas con 15.000 habitantes les entregan los residuos reciclables separados y limpios, además de miles de objetos en desuso, a los integrantes debidamente identificados de la Cooperativa de Servicios Reciclando Sueños Limitada de Isidro Casanova (insisto, todos mentados como cartoneros por cierto). Porque resulta que entre tanta sarasa de los gobiernos de turno acerca del tema de agenda pública nro 1 durante más de 5 años (2001-2007 masomeno), con expertos de toda laya asesorándolos, tenemos que estar dispuestos a (re)conocer que un grupo de cartoneros ideó, motoriza y sostiene en el tiempo el Primer Servicio de Recolección Diferenciada de Residuos Sólidos Urbanos de la República Argentina. Podemos decir que si el Municipio de La Matanza hoy en día tuviera algo atendible para decir sobre la basura se lo debe todo, con puntos y comas, logos, estrategias, logística, recursos, negocios, políticas, discursos y justicias sociales a Marcelo Loto, Alberto Marrella y los más de 50 compañeros cartoneros que de un modo u otro participaron y participan en el proyecto. Más información en http://www.recisu.org.ar