17.8.10

Policías en Acción (crónica de un feriado intranquilo)


La noche del domingo, ya madrugada del lunes en realidad, recibí en mi domicilio la visita de efectivos de la Policía Bonaerense que, alertados por el llamado de una vecina que había creído ver, desde su casa, una frazada colgando de mi terraza, me solicitaron ingresar a mi domicilio "para que nos quedáramos todos más tranquilos".
Lógico: que llamen a la puerta de tu casa, siendo muy tarde, cuando vos estás mirando una película con tu mujer, te intranquiliza. Entonces, cualquier cosa puede ser utilizada "para que nos quedemos tranquilos". Todo lo que viniera después, era gratis. Daba lo mismo si en la terraza de mi casa había un grupo de hampones al acecho o una célula guerrilera de las FARC.

La fría pero mansa noche de vísperas de feriado que me había dado la oportunidad de quedarme hasta cualquier hora mirando una película china y tomándome un Benjamín Nieto, se había terminado.
En realidad, todo empezó segundos antes de que llamaran a la puerta cuando observé, por la ventana que da al jardín, que alguien alumbraba con una linterna desde la vereda. No sé si porque la película china estaba realmente buena, o porque simplemente me daba fiaca levantarme a ver que ocurría, la luz de la linterna me llamó la atención pero no me inquietó demasiado. De hecho, antes de que pudiera tomar una decisión al respecto, se oyeron las palmadas desde la calle.
Mi mujer, sentada en un lugar que se encuentra perpendicular a la ventana y, por ende, ajena a toda esta situación previa, comprensiblemente se sobresaltó. Yo, en cambio, bufé, y antes de abrir la ventana para preguntar que pasaba, pulsé la tecla "mute" en el control remoto del televisor (ya resignado a tener que dejar de mirar la pelícua china, decidí no utilizar la opción "pause" del DVD, y preferí dejar que la película siguiera muda hasta el final).
"Buenas noches muchacho, somos de 'la Séptima', y recibimos un llamado de un vecino que dice que en su terraza hay una frazada golgando hacia la casa de al lado". Mierda.

La "Séptima", es la comisaría que pertenece a Villa Corina, y todo bien con ellos, pero el sentido común me decía que si ellos estaban ahí, las noches -al menos para mí- habían dejado de ser "buenas".
Después del contacto a través de la ventana, abrí la puerta y salí al jardín para hablar con los policías que, aunque desde adentro nde mi casa parecían solo dos, una vez que llegué a la reja comprobé que eran tres (supongo que el tercero habría estado cerrando la camioneta cuando me asomé por primera vez).
Reja de por medio, los policías me pintaron el cuadro de situación: -Llamó la vecina de la esquina, para decirnos que desde su terraza cuelga una frazada hacia la casa de al lado, y además parece haber escuchado gente caminar por los techos.
Para tratar de manejar un poco la situación, les propuse a los agentes ir yo primero a fijarme que era lo que podía estar ocurriendo.
-Bueno, vaya, pero cualquier cosa pegue un grito.

Subí las escaleras, salí a la terraza y comprobé que lo que desde la esquina se veía como una frazada, eran en realidad los restos de una media sombra que, arrancada por el viento, colgaba de la pared hacia la casa de al lado.
Para mí, demás está decirlo, se había terminado la intriga. Yo mismo coloqué esa media sombra durante el verano, y sabía que de un momento a otro, los inclementes vientos del invierno podían dar como resultado su viaje hacia otros techos.
Quedó a mitad de camino, la pobre, pero no existía ninguna posibilidad de que alguien pudiera descolgarse de ese pedazo de género para pasarse al otro lado, porque su propio peso lo haría caer al vacío (y estamos hablando de unos seis metros, por lo menos).

Sin perder ni un segundo más, bajé hasta la puerta de casa para dar por terminado el asunto y agradecerles a los efectivos de la Séptima su preocupación. Nuevamente frente a la reja, la primera que preguntó sobre qué era lo que pasaba fue mi mujer y yo, con mi mejor cara de nada, le conté a ella y a los policías lo que había visto.
Dado los tiempos de paranoia que nos toca vivir, durante este tipo de situaciones suelo activar un mecanismo de defensa inverso al del común de la gente, tendiendo a desdramatizar un poco las circunstancias. El problema es que la palabra "desdramatizar", no figura en el argot policial.

Cuando terminé de explicarles lo que ocurría arriba, uno de los policías, también con su mejor cara de nada, me dijo: -Está bien muchacho, pero usted entienda que lo mejor para todos es que nosotros subamos, así nos quedamos más tranquilos.
Mientras trataba de mirar a los agentes a los ojos en lugar de seguir con la vista sus escopetas Itakas, les contesté que "bueno", que si no quedaba otra, pasaran.
En ese momento me puse en el lugar de alguien cuyo trabajo es atrapar ladrones, y pensé que claro, que nadie va en busca de ladrones con las manos en los bolsillos. Y que si ellos iban en busca de unos supuestos ladrones que estaban merodeando los techos de mi casa (o de casas vecinas), tenían que ingresar a mi domicilio, a la una y media de la madrugada, con las itakas en la mano.

Entraron dos, el tercero quedó afuera. Así los cuatro (mi mujer, los dos policías y yo) recorrimos la distancia que separa a la vereda de la terraza.
-¿Tiene perro? -preguntó, prudente, uno de los agentes.
-No, ese nomás -contesté yo, mientras señalaba a nuestra caniche de dudoso pedigree.

La escena era increible, de película, pero no de la película china que tuve que dejar de mirar, sino de esas películas norteamericanas horribles, que todo el tiempo tienen escenas de gente armada subiendo por unas escaleras.
Ya en la terraza, los muchachos de la séptima recorrieron todo el lugar. Los techos y las medianeras. Uno de ellos, el que iba al frente, llevaba una linterna en la boca, porque con sus manos empuñaba la escopeta. El otro también empuñaba su arma larga, pero con menos tensión, y más cerca de nosotros dos.

Luego de varios minutos, los policías se convencieron de que no había nadie (les mostré la media sombra y entendieron que de allí nadie se podría colgar), y después de enunciar el cortés "disculpe la molestia, eh", se marcharon.

Moraleja: por fin comprendí porque nunca me había caído bien el programa de TV "Policiías en Acción".

22 comentarios:

Gerardo Fernández dijo...

Son momentos de mierda. En lo personal, nada me hace sentir más inseguro que un patrullero

Antares dijo...

Por lo menos la media sombra te va a servir para envolver a tu vecina después de que la mates...

Chiclana dijo...

tenes una casa de 5 pisos?

El Conurbano dijo...

bardié con lo de 15 metros, no? ponele seis. Sí, seis está mejor (?).

Chiclana dijo...

En seis hacemos negocio!
La cana te da una verdadera sensación de inseguridad!

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

¿Dejar entrar a un policía de la Bonaerense sin una orden, por lo menos, de la Suprema Corte Bonaerense, con una itaka a casa?
Vos sos Rambo, qué querés que te diga.
Abrazo

El Conurbano dijo...

a mi no me pasa mucho eso de que la cana me de inseguridad. Pero convengamos que dos, con escopetas adentro de tu casa, dan un poco de cosita. Por más que te digan que quieren dejarte tranquilo.
Por eso el final del post: uno no toma noción de lo nefasto que es ese programa de TV, hasta que uno no vive algo similar. No creo que sean situaciones "televisables". Ese es el tema.

El Conurbano dijo...

Ojo: igual quiero aclarar que en todo momento se portaron muy bien. Yo con eso no tengo historia. Pueden entrar a mi casa las veces que quieran.
El problema es la secuencia, la película en la que viven los chabones. Yo sabía que no había pasado nada en la terraza, pero ellos insistían con todo ese despliegue tipo SWAT... mamita...

p dijo...

conu, quedate tranqui que los muchachos de la septima son buena gente. el unico problema lo tienen con los jefes de calle que no la pegan. el último fue en cana por norcotráfico, creo.

Tani dijo...

Che Fai, qué malaonda!!! Cómo no les convidaste una pizza!!!

El Conurbano dijo...

P: sí, están bien vistos en el barrio y a un par los tengo. Parecen buena gente.

Tani: nah, les puedo convidar vino, pero la pizza no se negocia!

Mauri K dijo...

Dios mio, la de estupideces paranoicas q me esperan en Bs As ...

Marcelozonasur dijo...

Policías en Acción debería ser prohibido en la televisión. Sobre todo por discriminación, lo único que muestran es gente humilde en condiciones humillantes. Nunca un operativo en alguna casa bien de San Isidro de alguna mujer llamand porque el marido la golpeo o acaso vieron las cámaras en la puerta de los boliches mas caros de Buenos Aires? alguién cree que ahí no hay incidentes? no se agarran a trompadas, patadas y botellazos? Esto por un lado.

Por el otro, comparto con mi vecino que la situación es una mierda. Pero y si realmente había una frazada colgando? si realmente había ladrones escondidos en el techo? Es cierto que nuestras fuerzas de seguridad distan mucho de ser lo ideal, pero es lo que hay. Creo que hicieron su trabajo. Y si ellos viven esa "película", es porque a eso se dedican. O me van a decir que no tienen un olfato de calle para saber donde esta el queso? que se hagan los boludos o reciban un billete para mirar a otro lado, es otro cantar.
El otro día me llama mi vieja (casas contiguas) que no sabía que pasaba, que la esquina de casa estaba llena de policías. Salgo a mirar y eran como 20. 6 policías, 12 zorros de transito y los otros 4 de civil. 4 motos de los zorros, dos patrulleros y algo mas. Estaban haciendo un operativo, sobre todo contra las motos, el uso de cascos y papeles. Ya conté que mi vieja esta agorilada al 100%, pero así hubiera estado Bush gobernando, su comentario igual sería "por que no van a perseguir a los ladrones"... Obviamente le contesté molesto, porque los tipos no estaban boludeando, estaban haciendo su trabajo. Que estén haciendo un control de transito no implica que están dejando trabajar a los ladrones... pero siempre hay algo de que quejarse... y a mi me parece perfecto, si no tenés caso o papeles, que te secuestren la moto. Para andar por la calle con el tutú bastante me cuesta tener todo en regla, por que otro no debe tener la misma obligación?
Sinó, terminamos siendo como Fernando Iglesias, que empieza hablando de las retenciones y te sale con el INDEC, Moreno, Fútbol Para Todos y la mar en coche.

Insisto, la situación no es linda. Pero peor sería necesitar de la policía y que esta no venga. Una vez que viene, hay que dejar que hagan su trabajo.

Marcelozonasur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Caíto dijo...

Conu, me parece que alguien vió flameando la mediasombra en la terraza de tu casa y se le ocurrió hacerte una fea jodita. Suscribo lo del Escriba, raro que entren para "tranquilidad de todos" Mmmmmm.
Saludos.

El Conurbano dijo...

Caíto: no, la señora de la esquina nos reconoció que fue ella la que llamó. Estaba muy asustada. Si no hubiese hablado con ella pordía pensar que fue una joda, pero la señora estaba aterrada. Decía haber escuchado pasos en el techo y esas cosas.
saludos

Anónimo dijo...

disculpe, muchacho. ¿Te das cuenta que hasta cuando "se hacen la película" son ineficientes? ¿cómo te van a mandar / dejar a vos que vayas a ver que no pasa nada en la terraza? ¿y si era algo? se transforma en una toma de rehenes en dos minutos. Ni para descolgar media sombra sirven esos.

cintiagrandon dijo...

" Para andar por la calle con el tutú bastante me cuesta tener todo en regla, por que otro no debe tener la misma obligación?"

El otro día en Telefé vi un informe sobre el problemón de no poder ir a un baño público y el comentario del "periodista de investigación" (el ciudadano o algo así se llamaba la sección) dijo sobre unos okupas de un baño público CLAUSURADO EN 1960 "no pagaban sus impuestos".
Si el dueño del local paga sus impuestos, por qué el que ocupa un baño público en un subsuelo no paga el ABL?
Así está el país, unos pagan, los otros no. Por eso es que hay chorros.

PD: en lo personal, todas las veces que tuve "contacto" con la policía, tuve que explicarles cosas básicas como que echar a una persona en sillas de ruedas de la puerta de un banco porque te llamaron (los vecinos asustados) es inhumano. Esta "película" en la que viven roza eso... la inhumanidad (y la sinrazón). Que pedir documentos no es ley y no tenerlo no es motivo de arresto y muchísimas otras cosas.
Como el otro día en la peatonal, un infeliz uniformado le gritaba y maltrataba a una señora de más de 60 años que vendía gomitas para el pelo, porque los señores de los locales PAGAN SUS IMPUESTOS (al margen, el código de comercio aprueba la venta ambulante para la subsistencia, pero supongo que la señora era el típico caso de millonaria jugando a pobre).

Marcelozonasur dijo...

Cintia, comparaste cosas incomparables me parece.

A mi me indigna cuando la AFIP entra al country y el dueño del BMW no pagó la patente durante 3 años. Si vivís en un country y tenés un BMW, se supone que tenés para pagar la patente. Sinó, muy simple, comprate un Corsa como quién suscribe y la guita te va a dar para la cuota, para el seguro y para la patente.
Caso similar es el de las motos. No quieren usar casco. Les hacen multa. Es engorroso? injusto? si me chocan, pasan por arriba del parabrisas y se abren la cabeza contra el asfalto, termino en la celda de la comisaria. Hasta que no llega mi abogado y no convence medianamente al fiscal que no tuve la culpa del accidente y sobre todo, que el motociclista boludo no llevaba casco, por eso se mató, no vuelvo a mi casa.
Entonces, mi planteo es, si tenés para comprarte la moto, DEBÉS TENER para comprar el casco y tenerla en regla. Son condiciones BÁSICAS. Sinó, muy simple, comprate una bicileta y te sobra plata, aun teniendo que comprar el ojo de gato para andar de noche ;)

Distinto son los casos que mencionaste, que tienen que ver con la subsistencia o "problemas profundos".

Saludos.

Cátedra Derecho del Trabajo dijo...

Conu todo bien cuando ya están afuera de tu casa, porque cuando entran con los fierros pensás y a este quien lo formó, quien garantiza que no sea un limado. Y si policías en acción es una cagada. me alegro que no pasó nada

Anónimo dijo...

Alguna vez escuché que la definición más acertada de conurbano tenía que ver con policías en acción. "Si tu barrio no aparece en policías en acción, no es conurbano".

Anónimo dijo...

seguro que cuando estas asustados por algun ruidito llaman a los bomberos