Ir al contenido principal

Tomatelá, pibe Barulo

En una entrevista concedida al portal Zona Norte Diario, el pibe Barulo tiró una serie de frases que bien podrían entrar en una antología de máximas para tarados que quieren involucrarse en política.
Les recomiendo que vayan al link y se lean el reportaje, porque no tiene desperdicio. Si no están dispuestos a semejante desafío, hacen bien, así que acá les dejo algunas de las sentencias del primo que quiere ser Intendente:

-Yo creo que los primeros que tienen miedo son los Intendentes, al perder su trabajo.

-El trabajo del Intendente es un trabajo interesante para formarse, para capacitarse, para aprender.

-Mauricio quiere que el PRO esté presente y sea una alternativa nacional. Yo aspiro a que él sea Presidente. Con eso tengo más trabajo (sic) y muchas de mis aspiraciones colmadas.

-El tema (de resolver la inseguridad) es relativamente fácil (...) Pero no lo hacen. No hay vocación.

Comentarios

G-Fer ha dicho que…
Hay que ver cómo la realidad les va bajando las aspiraciones a estos muñecos. El Primo no tuvo pretensiones de gobernador en algún momento?
Verboamérica ha dicho que…
Pura envidia... usted lo critica por su facha...
Amelio Luna ha dicho que…
Y bueno, pero tipos como este llegan a la política y uno no sabe cómo carajo... Vergüenza ajena...
Lic. Baleno ha dicho que…
Ahhh que lindo panorama tenemos no?
Fijate que así debe ver Mauricio el trabajo de jefe de Gobierno porteño, que viene a ser como un intendente medio salido de contexto. Un lindo trabajo para aprender, capacitarse, viste...
Un abrazo
Anónimo ha dicho que…
Que pibe bolu...
El Conurbano ha dicho que…
Así es, este muñeco quería ser gobernador hasta no hace mucho. Que se apure, porque en cualquier momento lo tenemos presidiendo una Sociedad de Fomento.
Néstor Sbariggi ha dicho que…
El Pibe Barulo, Lamborghini eterno!

En fin, aca en Legislatura te pueden contar de sus lances.

Saludos
CALIGULA ha dicho que…
Jajaja la nueva política!!!
Opinador ha dicho que…
"... El tema es relativamente fácil. Si los pueden entrar a buscar cuando son culpables, pueden entrar a buscarlos ahora para prevenir y ver si alguien con antecedentes tiene droga encima, armas o cosas robadas. Pero no lo hacen. No hay vocación..."

Me corrió un frío por la espalda....
Anónimo ha dicho que…
Este es el que en la legislatura se la pasaba bajando porno y meta manuela...puff, un trabajo de aquellos tenía
uno ha dicho que…
"Yo aspiro a que él sea Presidente. Con eso tengo más trabajo (sic) y muchas de mis aspiraciones colmadas"

El calificarivo de TARADO le queda chico
Anónimo ha dicho que…
Si la alianza duró dos años en la presidencia, el PRO ¿cuánto dura?

FABRIZIO
que pirulo? ha dicho que…
Asi arranco Scioli y que...y que...y que...no se puede.

este quiere que macri sea presidente y a el le colma las espectativas...

y a mi este tarado me colma la pasiencia...
Chiclana ha dicho que…
Post y comentarios de alta peluquería.
largala que no se vuela ha dicho que…
este no es el que habría(?) sido filmado dándose cariño???
El Conurbano ha dicho que…
largala...: fetivamente, era este.

Entradas populares de este blog

Ferias itinerantes barriales

Las ferias denominadas "itinerantes" o "francas" tienen una tradición que se remonta al siglo XIX , cuando empezaron a aparecer en el centro de Buenos Aires y, más tarde, con las primeras oleadas migratorias, que se fueron desparramando hacia la periferia de la gran Metrópoli y su conurbano.
Decíamos ayer en La Bloguera que, en pocas líneas, se puede definir a las ferias como un sistema de abastecimiento barrial, que consiste en puestos móviles (comúnmente denominados “changos”) que cada día de la semana se ubican en distintos puntos callejeros de un Municipio, para ofrecer sus productos a los vecinos.

La idea de las Ferias itinerantes es que los vecinos puedan encontrar en ellas productos frescos de la canasta básica y otros productos complementarios para la familia a precios más bajos que en el mercado (cosa que no siempre pasa).
En las ferias se puede ir a comprar frutas y verduras; carnes; productos de granja; pescados y mariscos frescos y/o congelados; productos …

Marolio vs. DIA%

Lo que empezó en 2016 como un "descubrimiento", dos años después se convirtió -crisis económica mediante- en algo corriente para quienes todavía pueden darse el lujo de planificar la economía doméstica, dedicando una porción de sus ingresos para sostener la tradicional "compra del mes", aunque modificando hábitos de consumo y lugares de compra.
DIA% y Maxiconsumo, otrora sitios a los que muchas familias de clase media acudíamos únicamente cuando teníamos gente (?) en casa, se transformaron en sitios de asistencia frecuente para los que dejamos de ir a los hípermercados (o sólo vamos cuando podemos aprovechar descuentos en los medios de pago). Y también respecto de los autoservicios chinos, a los que ahora utilizamos únicamente como rueda de auxilio para salir de algún apuro (en los hechos, DIA% pasó de ser esto último a convertirse en el supermercado de cabecera para mucha, muchísima, gente).
Como cualquier tienda de consumo masivo, ambas cadenas cuentan con sus prop…

Universidades del Conurbano

Cuando un jóven del conurbano termina la escuela secundaria y tiene la posibilidad de continuar sus estudios en alguna Universidad, suele ocurrir que opera cierto pensamiento porteñocentrista, que conduce a suponer que la Universidad de Buenos Aires es la mejor opción para iniciar una carrera universitaria.
Los adolescentes de clase media del conurbano (que son los que suelen acceder a la Universidad), tienden a ser influidos por el porteñocentrismo, desde muy temprana edad.
Si bien en los últimos años, la cultura barrial ha generado una valoración de su propio entorno, los pibes siguen flasheando con que ir a los bares o a los boliches de "la Capital", es mejor que hacerlo cerca de casa, y que conocer ahí a una minita (o a un chabón), tiene mucha más onda que salir con una chica o un chico de tu barrio.

Con la facultad pasa algo parecido, que puede llegar a agravarse por la influencia de los padres, también bastante aporteñados (y por lo general, más pelotudos que los hijos)…