28.11.09

¿Por qué un Intendente no puede ser gobernador?


Partimos de una ecuación básica e incontrastable: en líneas generales, en los últimos 20 años, muchos Municipios del conurbano bonaerense han experimentado un progreso bastante notable, mientras que de la Provincia en su conjunto no se puede decir lo mismo.
Por supuesto que para determinar este análisis hay que tener en cuenta otras variables, como los vaivenes de la economía política nacional, los puntos de coparticipación y la mar en coche (?).

Lo cierto es que desde Eduardo Duhalde (electo en 1991) hasta Daniel Scioli (2007), los candidatos del peronismo para la gobernación, llegaron a ese lugar por obra y gracia de un dedazo, basado más que nada en una la tan mentada "imagen positiva" que ostentaban dichos candidatos, y no en los méritos de una gestión que los respaldara.
Si bien es cierto que Duhalde había sido Intendente de Lomas de Zamora entre 1983 y 1987, esos antecedentes le sirvieron para encabezar la avanzada menemista en el peronismo bonaerense, y luego ser vicepresidente. De hecho, su gestión en Lomas puede ser calificada de discreta para abajo. Las razones que lo llevaron a la gobernación bonaerense, se sabe, fueron otras.
De Ruckauf, Solá y Scioli, ni hablar: todos llegaron a la gobernación sin que mediara ningún tipo de elección interna ni Congreso partidario que los legitimara.

Más allá de las aspiraciones que puedan llegar a tener los Intendentes (creo que la gran mayoría prefiere no asomar la cabeza más allá de su distrito), todo esto me hizo pensar acerca de cuáles son los impedimentos que pueden llegar a existir para que dirigentes que han dado sobradas muestras de una buena gestión, no tengan la chance de gobernar la Provincia de Buenos Aires.
No tengo esa respuesta, pero mirando el mapa de los gobernadores en todo el país, me encontré con que solamente cuatro fueron Intendentes antes de ser "gobernas": Rovira (Misiones), Binner (Santa Fe), Jaqué (Mendoza) y Miguel Saiz (Río Negro). Das Neves fue Intendente de Trelew pero hace como veinte años, así que no cuenta.
El resto de los gobernadores, llegó tras cumplir funciones en una Legislatura provincial o nacional, y en algunos casos, ni siquiera eso.

En este blog hemos explicado en varias oportunidades, los malabares presupuestarios que llevan adelante los Intendentes para administrar sus distritos, llegando incluso a lograr cierto tipo de "milagros" (Sí, mal que que les pese a unos cuantos, es un milagro que en La Matanza no se desate una guerra civil).

Como conclusión, habiendo comprobado empíricamente los resultados que ha dado la política de imponer por capricho a un candidato a gobernador, puede ser que vaya siendo hora de repensar los mecanismos de elección interna del peronismo bonarense para sus candidatos a la gobernación.

24 comentarios:

Matanza NO VIP dijo...

Conu; cualquiera de los intendentes puede gobernar con mayor criterio de realidad y gestion que estos paparulos(ATP) que reaccionan como la Mirta y gestionan como relacionistas publicos de cocodrilo.

Anónimo dijo...

que sean pocos los goberandores que llegaron a ese lugar sin experiencia de gestión explica mucho la situación de las provincias.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Se me ocurre uno que podría ser. Sabbatella.
Un abrazo !

maría pía dijo...

No podría arriesgar teorías en cuanto al resto del país, pero en lo que a la Provincia se refiere, y al Conrubano en particular, la disputa nacional siempre atropeyó la emergencia de las dinámicas propias, más endógenas. Este territorio, al ser tan decisivo en la definición de las elecciones nacionales, siempre sufre la imposición de candidaturas que provienen de los poderes nacionales, partidarios y gubernamentales. Creo que a la Ciudad le pasa lo mismo. Agregaría que no es algo acotado al peronismo, también en el radicalismo ocurrió igual desde el 83 a la fecha. El año próximo saldrá un libro de la Universidad de San Martín donde se plantea que este patrón incluso se sostuvo a lo largo de toda la historia. Es decir, la PBA nunca pudo resolver sus candidaturas a gobernador de un modo más autónomo. Obvio, habría que refrendar la hipótesis con estudios de las otras provincias, pero me da la impresión de que -dada su visibilidad e importancia política- esto es así. La provincia no tiene autonomía política.
En cuanto a Sabbatella, Esciba, me encantaría pero es matemáticamente imposible, no? más ahora, reforma política mediante.
Saludos!

El Conurbano dijo...

Bueno, a mí se me ocurren algunos más. Cada uno tendrá el suyo supongo, el tema pasa por ver cual tiene el mejor handicap.
En lo que parece que si acordamos es en la necesidad de gente que conozca los territorios.
Como dijeron más arriba, basta de relacionistas públicos.

saludos!

desparejo dijo...

Bueno, uno de los que hizo la carrera intendente, gobernador y hasta presidente fue Kirchner. Pero es verdad, no son muchos. En cuanto a la PBA, es cierto lo que dice Maria Pia sobre la madre de todas las batallas y por eso no tiene autonomia respecto del estado nacional. Quizas Cacho Alvarez podria ser un buen candidato para las proximas elecciones, pero no creo que pase. Saludos

Anónimo dijo...

hagan un post para saber cuales de los intendentes del conurbano tiene mejores capacidades para serlo

pedro

El Conurbano dijo...

coincido con muchas de las cosas que dice maría Pía.

Pedro: como escribí en el post, no son muchos los Intendentes que tienen alguna pretensión más allá de su pago chico. Otra variable a tener en cuenta es que a unos cuantos no les da el piné.
En mi opinión, de los que tienen experiencia solamente se destacan Cacho Alvarez, Sabbatella y Mussi.
Después está la tanda de los que entraron en 2007, donde destaco al Barba Gutiérrez, Giustozzi, Massa y Gray (estos dos últimos son bastante jóvenes, y tienen un largo camino por recorrer).

Getúlio Transplatino dijo...

Balestrini, intendente matancero en ejercicio de la vicegobernación.

Farfan dijo...

Getulio: más allá de que se vota "la fórmula" está claro que el que toma las decisiones es el gobernador.
buen post Conu, y te agrego una cosa: la base social. Scioli es el mejor (o el peor en relidad) ejemplo de lo que pasa cuando gobernas con una base social prestada. Fijate lo que era el gabinete cuando asumió: un grupo de amigos sumado a gente puesta por acuerdos polìticos. despues tuvo que hacer cambios, pero el daño ya estaba hecho. asi le va.

(perdon si me extendi) Saludos

Getúlio Transplatino dijo...

Me refiero a Belestrini -actual intendente matancero en ejercicio de la vicegobernación- como el candidato que andan buscando.
Veo, Farfan, que no ha cazado usted la suspicacia.

Anónimo dijo...

Desde Quilmes soplan vientos de gobernación!

Nicolas V dijo...

Sabatella, Dario Diaz Perez, Joaquin de la Torre, Giustozzi, el Barba, o Di Dio (?)
Saludos

Cumpas de Mate Amargo dijo...

A Di Dio lo veo en San bernardo, en enero y le pregunto. Hay que ver el laburo que está haciendo en Almirante Brown Giustozzi e imaginarlo ampliado a la Pcia. Si está en duda el paso de un intendente a gobernador, Giustozzi puede quebrar la racha. Es más, la Agrupación Mate Amargo comenzará en breve la campaña DARÍO GIUSTOZZI GOBERNADOR.
Un fuerte abrazo peronista!!!

guille dijo...

Balestrini ,de una y porque no sabatella arriba en en la camara de diputados,vamo aiiiii

Matanza NO VIP dijo...

Conu: Vamos con Balestra, a calentar, que se acabo el repertorio a nuestro guitarrista porteño y hay que empezar a trabajar en serio. !Basta de fonomimica¡

Anónimo dijo...

Hablando de todo un poco: Que jodido es estar a a la derecha de Felipe ¿No?

El Conurbano dijo...

veo que Balestra se viene con todo eh. Y si, es ahora o nunca. Entre nos (?), cualquier cosa antes que aire, sol y escopetazos.
Respecto de Giustozzi y el Barba, creo que primero tienen que revalidar el cinturon en sus distritos, y después sí, banco a cualquiera de los dos.
Díaz Perez nahhhh.....

PD: saludos a Di Dío (?).

Andrés dijo...

Buenas, Conu

Una de las limitaciones que veo es la aceptación de un intendente del conurbano por parte del interior de la provincia.

Creo que son 2 mundos diferentes, uno donde hay más plata y mayor resistencia a pagar impuestos (sector agropecuario) y otro que sobrevive como puede.

También hay temas de estética y dinámica social. Me da la sensación que el interior es más elitista y trata de esconder la pobreza, mientras que el conurbano no puede darse ese lujo.

Eso quezás explique por qué se buscan figuras integradoras y no se elija un intendente que haya hecho una gestión exitosa. De hecho, se necesitan los votos de ambos mundos para llegar a La Plata.

Saludos,

Andrés

El Conurbano dijo...

Andress: no está mal tu argumento. Pero justamente los Intendentes ue podrín asomar la cabeza (más o menos los que nombramos), se pueden convertir en "figuras integradoras", como vos decis. Massa, Cacho Alvarez, Giustozzi, lo son.
Además, y en esta coyuntura en particular, si el interior no se banca al conductor (Kirchner) creo que no debe haber peor cosa que un candidato impuesto desde arriba. Esa afrenta es peor que un Intendente del conurbano con legitimidad.

saludos

desparejo dijo...

Pasa también que los intendentes están muy desprotegidos a nivel mediático. Es decir, los tipos no tienen muchas armas para salir del distrito a disputar imagen porque son muy vulnerables. La tele te manda un Gonzalito y cagaste. Tal vez es la causa por la cual el Ejecutivo Nacional termina moldeando al candidato provincial, porque está más amparado mediáticamente (incluso ahora cuando el PEN no tiene nada de prensa a favor), sin embargo tiene armas mediáticas que no tiene un intendente. Por eso tal vez, también funcionan candidatos intendentes que se hicieron un baño de ejecutivo nacional o provincial previo a ir a la disputa de la gobernación. Esto podría explicar el caso de Duhalde o incluso una candidatura de Balestrini o de Cacho Álvarez.

Anónimo dijo...

Sabbatella lejos.

Despues el Barba Gutierrez. entre los "baornes" creo que me quedo con Curto

Pedro

kitsch dijo...

Conu: cuales fueron "las otras" razones que llevaron a tachuela a la gobernacion? me quedo la intriga!

El Conurbano dijo...

Kitsch: A pesar de estar escrito con mucha mala leche, Hernan López Echagüe cuenta muy bien en su libro "El Otro", como fueron las negciaciones en 1991 entre M*nem - Duhalde y Cavallo, para que el cabezón pudiera ser gobernador.
Por aquellos años, la provincia era un quilombo y no había un jefe reconocido por todosm etc.
En síntesis, las razones fueron más bien internas y de rosca que otra cosa. Nada que ver con una gestión de gobierno.