Ir al contenido principal

O visto todo (?)


Un amigo (?) me dijo anoche, después de puntear las listas que los principales frentes electorales cerraron en la provincia: "Lo mejor que hizo el kirchnerismo en política fue habernos dado una pala para enterrar enanos".

Es raro lo que pasa en un territorio cuando no tenés un sistema de partidos, porque lo que termina incidiendo en el armado de una lista de candidatos a diputados no es la política, sino otro tipo de variables como la presencia mediática, el apellido, o lo buena que está tu prima.

Sin dudas, el paradigma del insólito armado que terminaron haciendo algunos frentes electoralistas es la interna abierta en la que van a dirimir las candidaturas a diputados Eduardo Amadeo, Nina Peloso (!) y... Zulma Faiad.

Haciendo realidad la creencia popular según la cual algunos políticos se comportan como vedettes, un hombre que hace diez años fue embajador argentino en los Estados Unidos, compite contra una vieja gloria del teatro de revistas, Zulma Faiada (a.k.a Lechuguita), y contra una referente social que también tuvo un fugaz paso por las plumas y las luces del espectáculo: Nina Peloso.

Otra curiosidad que nos regalaron las listas de diputados nacionales por la Provincia es la presencia compartida en una misma nómina de gente ligada al intendente de Vicente López, Jorge Macri, y un opositor acérrimo a su gestión: el dirigente de ATE zona norte, Fabián Alessandrini, el "Moncho", quien hasta hace un par de día uno podía ubicar en las filas del sabbatellismo.

Y si del Frente Renovador se trata, ni que hablar de Adriancito Pérez, quien va en la zaga de Pato Bullrich para convertirse en el nuevo saltimbanqui de la política argentina.

Pero como siempre se puede ir hasta el ridículo más lejos que haya para no poder volver nunca más, allí está la lista del frente armó Francisco De Narváez, secundado nada menos que por Omar Plaini, un hombre que de tan honesto que es le prestó la brújula a un amigo, y este turro parece que no se la quiere devolver (?).

Para completar su armado, el Colorado privilegió su alianza con Hugo Moyano y José Manuel De la Sota, dejando afuera a los muchachos de la Juan Domingo, banda de enanos si las hay, enterrados por la soltada de mano que se mandó su líder espiritual, el sistema operativo DE-O-ESE.

En algún otro momento, si la vuelta de este blog pinta (?) en serio, nos ocupamos de las listas en las secciones de la provincia, otro lindo encuentro entre buscas y política. 

Comentarios

Norberto ha dicho que…
Un placer leerlo nuevamente y con interesas apreciaciones.
Nunca menos y abrazos
Anónimo ha dicho que…
Que bueno que volves. Me parce que subestimamos el Massismo. Giustozzi no es enano.
El Conurbano ha dicho que…
No, por supuesto. No son todos enanos. Algunos nomás. Imposible armar una lista con todos enanos.
ari_peruca ha dicho que…
capo conu, entro siempre por tu blogroll.
como se nos va DG a esa bolsa de gatos?
El Bonfa ha dicho que…
¡Bienvenidísimo de regreso!
Para echar más leña al fuego, el actual senador provincial radical possista Roberto Costa, vecino de la Primera, va por la reelección por la Cuarta, creo que tiene por allá una parcela en un camping...o en un cementerio privado.
¿Desprolijidad o desvergüenza?

Entradas populares de este blog

Ferias itinerantes barriales

Las ferias denominadas "itinerantes" o "francas" tienen una tradición que se remonta al siglo XIX , cuando empezaron a aparecer en el centro de Buenos Aires y, más tarde, con las primeras oleadas migratorias, que se fueron desparramando hacia la periferia de la gran Metrópoli y su conurbano.
Decíamos ayer en La Bloguera que, en pocas líneas, se puede definir a las ferias como un sistema de abastecimiento barrial, que consiste en puestos móviles (comúnmente denominados “changos”) que cada día de la semana se ubican en distintos puntos callejeros de un Municipio, para ofrecer sus productos a los vecinos.

La idea de las Ferias itinerantes es que los vecinos puedan encontrar en ellas productos frescos de la canasta básica y otros productos complementarios para la familia a precios más bajos que en el mercado (cosa que no siempre pasa).
En las ferias se puede ir a comprar frutas y verduras; carnes; productos de granja; pescados y mariscos frescos y/o congelados; productos …

Marolio vs. DIA%

Lo que empezó en 2016 como un "descubrimiento", dos años después se convirtió -crisis económica mediante- en algo corriente para quienes todavía pueden darse el lujo de planificar la economía doméstica, dedicando una porción de sus ingresos para sostener la tradicional "compra del mes", aunque modificando hábitos de consumo y lugares de compra.
DIA% y Maxiconsumo, otrora sitios a los que muchas familias de clase media acudíamos únicamente cuando teníamos gente (?) en casa, se transformaron en sitios de asistencia frecuente para los que dejamos de ir a los hípermercados (o sólo vamos cuando podemos aprovechar descuentos en los medios de pago). Y también respecto de los autoservicios chinos, a los que ahora utilizamos únicamente como rueda de auxilio para salir de algún apuro (en los hechos, DIA% pasó de ser esto último a convertirse en el supermercado de cabecera para mucha, muchísima, gente).
Como cualquier tienda de consumo masivo, ambas cadenas cuentan con sus prop…

Universidades del Conurbano

Cuando un jóven del conurbano termina la escuela secundaria y tiene la posibilidad de continuar sus estudios en alguna Universidad, suele ocurrir que opera cierto pensamiento porteñocentrista, que conduce a suponer que la Universidad de Buenos Aires es la mejor opción para iniciar una carrera universitaria.
Los adolescentes de clase media del conurbano (que son los que suelen acceder a la Universidad), tienden a ser influidos por el porteñocentrismo, desde muy temprana edad.
Si bien en los últimos años, la cultura barrial ha generado una valoración de su propio entorno, los pibes siguen flasheando con que ir a los bares o a los boliches de "la Capital", es mejor que hacerlo cerca de casa, y que conocer ahí a una minita (o a un chabón), tiene mucha más onda que salir con una chica o un chico de tu barrio.

Con la facultad pasa algo parecido, que puede llegar a agravarse por la influencia de los padres, también bastante aporteñados (y por lo general, más pelotudos que los hijos)…