Ir al contenido principal

Poniendo los puntos sobre las íes en el caso Sal Lari


La semana pasada, la Secretaría Permanente de Enjuiciamiento a Magistrados bonaerenses resolvió someter a juicio político al Juez de Garantías de San Isidro, Rafael Sal Lari. El proceso que se abre ahora (puede durar alrededor de cuatro o cinco meses) determinará si el Juez obró con mal desempeño en sus funciones, y si merece o no ser destituído.

A raíz de esta noticia, algunos medios masivos de comunicación no dudaron en señalar que el Jury contra Sal Lari es un triunfo de los sectores que impulsan las denominada políticas de "mano dura", puesto que el ahora suspendido Juez de San Isidro estaría en el bando de los "garantistas" (N. del Conu: este blog detesta esa categoría, utilizada peyorativamente para denostar a las personas que tienen apego por las garantías que figuran en nuestra Constitución Nacional) .
Seguramente, dentro de la interna que existe en el Poder Judicial, alguien alguna vez ubicó en el grupo de los "garantistas" a Sal Lari (porque le caería mal o vaya uno a saber por qué), y así quedo etiquetado este personaje.
Lo cierto es que Rafael Sal Lari se recibió de abogado en la Universidad Católica Argentina y luego cursó un posgrado en Derecho Penal en la Universidad de Palermo. Jamás pisó una Universidad Pública, lo cual hace pensar que quienes lo relacionan con algún tipo de progresismo, lo que más bien pretenden hacer es aprovechar la oportunidad para volver a decir, una vez más, "ven, este es amigo de los que no quieren meter bala".

No voy a aburrir con los antecedentes que juntó el Juez a través de los fallos polémicos que fue dictando en los últimos años, pero la lista de enemigos que en pocos tiempo se ganó Sal Lari a través de su curiosa interpretación de la Justicia, confirma que el hombre, más que al "garantismo", pertenece a esa runfla que en la jerga judicial se conoce como "sacapresos". Entre quienes impulsan su futura destitución se encuentran desde Aníbal Fernández hasta León Arslanian, pasando por las Madres del Dolor y Sergio Massa, (que se la juró a Sal Lari cuando este liberó en su a un cura violador y encima le permitió regresar al hogar de niños que dirigía en Tigre).

Que sobre esta situación se monten los oportunistas de siempre, es otra cosa cuestión.

Comentarios

Marcelote ha dicho que…
Conu... más allá de cualquier cosa, que haya estudiado en una privada no quiere decir nada a priori.. Patota (?) Moreno estudió en la UADE y Marianito Grondona en la UBA
cuack!!! ha dicho que…
Uh a este se lo van a comer crudo, bueno sal no le va a faltar...
Anónimo ha dicho que…
Lo que no entiendo conu, es porque decis que el juez en cuestión tiene una interpretación curiosa de la justicia.

Respetar las garantías contitucionales es una interpretación curiosa?.

El resto de la nota, impecable, como siempre.

Abrazo.
FERNANDO LUIS ha dicho que…
Yo tengo un plan de ahorro de un IES Safari con 30 cuotas pagas. ¿Este señor, me ayudará a licitar??
;)
El Conurbano ha dicho que…
dejando de lado el humor característico (?) de alguno de ustedes, le contesto al compañero Pampa: No quería que el post quede muy largo y por resumir, me parece que algunas cosas quedaron confusas. Lo que quise decir, es que justamente este muchacho de garantista no tiene nada. Yo defiendo a los jueces que se apegan a Derecho y bancan el garantismo, pero este tipo es un cachivache disfrazado de garantista.
Lo de "interpretación curiosa" viene por las excarcelaciones que dispuso en su corta trayectoria como Juez (hay de todo eh: violadores, abusadores, ladrones de bancos, etc), con argumentos realmente increibles. En el caso del cura de Tigre que mencioné, el Juez lo dejó volver al hogar de niños donde se o acusaba de abusador porque, dijo, de ahí no se iba a fugar (!).

abrazo
Martín Ruiz ha dicho que…
Vea usted Conu, que me hace reír mucho cuando en post que tienen relación con San Isidro o administración comunal, incluye los vínculos (letritas rojas) que al cliquear inmediatamente abren una foto de ese intendente posse.
Lo hace con crítica, con gracia al no nombrarlo, señalándolo como lo que es (oportunista, llorón, etc.)
Saludos a todos
Martín
Anónimo ha dicho que…
válida la aclaración compañero. Yo no tengo opinión formada sobre este juez, conozco lo que se dice por los medios y usted sabe, poco sonde confiar.

Independientemente de este juez en aprticular, coincidimos en bancar a los mal llamado garantistas. Esa categoría además de ser utilizada peyorativamente como decis vos, indica que si hay garantistas es porque del otro lado hay gente que no lo es. Y si hay jueces no garantistas, es porque directamente violan la constitución.

Abrazo conu, hoy postié sobre el fulbo y los hinchas. Si podes date una vuelta.
Don Emi ha dicho que…
Es del todo comprensible la redacción original y los sentidos con que presenta formulaciones como "garantista" o "interpretación curiosa".
Y encima lo conciso del planteo hace a la efectividad de tales significados con los que no se puede más que acordar potentemente.
Marco[s] ha dicho que…
off post:
quiero que empiecen a pasar en la tele la cantidad de rabinos violadores que hay tambien.

hasta ese dia, esto se parece mas a una persecución.

la nueva inquisición. pero del otro lado.
Humilde justicia ha dicho que…
Al chupatintas de Sal Lari, me gustaría que lo hicieran preso, seguidamente lo violaran y sufriera todo tipo de vejaciones. Merece ser destituido. Sus sentencias y resoluciones... ABSURDAS.

Entradas populares de este blog

Ferias itinerantes barriales

Las ferias denominadas "itinerantes" o "francas" tienen una tradición que se remonta al siglo XIX , cuando empezaron a aparecer en el centro de Buenos Aires y, más tarde, con las primeras oleadas migratorias, que se fueron desparramando hacia la periferia de la gran Metrópoli y su conurbano.
Decíamos ayer en La Bloguera que, en pocas líneas, se puede definir a las ferias como un sistema de abastecimiento barrial, que consiste en puestos móviles (comúnmente denominados “changos”) que cada día de la semana se ubican en distintos puntos callejeros de un Municipio, para ofrecer sus productos a los vecinos.

La idea de las Ferias itinerantes es que los vecinos puedan encontrar en ellas productos frescos de la canasta básica y otros productos complementarios para la familia a precios más bajos que en el mercado (cosa que no siempre pasa).
En las ferias se puede ir a comprar frutas y verduras; carnes; productos de granja; pescados y mariscos frescos y/o congelados; productos …

Marolio vs. DIA%

Lo que empezó en 2016 como un "descubrimiento", dos años después se convirtió -crisis económica mediante- en algo corriente para quienes todavía pueden darse el lujo de planificar la economía doméstica, dedicando una porción de sus ingresos para sostener la tradicional "compra del mes", aunque modificando hábitos de consumo y lugares de compra.
DIA% y Maxiconsumo, otrora sitios a los que muchas familias de clase media acudíamos únicamente cuando teníamos gente (?) en casa, se transformaron en sitios de asistencia frecuente para los que dejamos de ir a los hípermercados (o sólo vamos cuando podemos aprovechar descuentos en los medios de pago). Y también respecto de los autoservicios chinos, a los que ahora utilizamos únicamente como rueda de auxilio para salir de algún apuro (en los hechos, DIA% pasó de ser esto último a convertirse en el supermercado de cabecera para mucha, muchísima, gente).
Como cualquier tienda de consumo masivo, ambas cadenas cuentan con sus prop…

Universidades del Conurbano

Cuando un jóven del conurbano termina la escuela secundaria y tiene la posibilidad de continuar sus estudios en alguna Universidad, suele ocurrir que opera cierto pensamiento porteñocentrista, que conduce a suponer que la Universidad de Buenos Aires es la mejor opción para iniciar una carrera universitaria.
Los adolescentes de clase media del conurbano (que son los que suelen acceder a la Universidad), tienden a ser influidos por el porteñocentrismo, desde muy temprana edad.
Si bien en los últimos años, la cultura barrial ha generado una valoración de su propio entorno, los pibes siguen flasheando con que ir a los bares o a los boliches de "la Capital", es mejor que hacerlo cerca de casa, y que conocer ahí a una minita (o a un chabón), tiene mucha más onda que salir con una chica o un chico de tu barrio.

Con la facultad pasa algo parecido, que puede llegar a agravarse por la influencia de los padres, también bastante aporteñados (y por lo general, más pelotudos que los hijos)…