31.5.11

Siempre con las Madres


La Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo convoca a estudiantes, docentes, no docentes, graduado/as y a todo el pueblo a marchar junto a la Asociación Madres de Plaza de Mayo el próximo 2 de junio, a las 15.30 hs., en el marco de su habitual marcha de los días jueves, en Plaza de Mayo.

Una vez más atacan a las luchadoras, una vez más respondemos con nuestro respeto y compromiso hacia su historia, su presente y su proyecto político de transformación social. ¡Siempre con las Madres! ¡Ni un paso atrás!

Inés Vázquez
Rectora

30.5.11

37 mil


Es el número de fiscales que necesitaba Sergio Massa para presentarse en las elecciones primarias abiertas del 14 de agosto, y disputarle a Daniel Scioli aunque sea un pedacito de la torta que hay para repartir.

Como la política se sigue definiendo en los territorios, y las modelos publicitarias no suelen levantarse los domingos a la mañana para ir a fiscalizarte una interna, Massa no tiene ni siquiera la mitad de esos 37 mil fiscales necesarios para hacer un papel más o menos digno el día de la elección.
No los tiene ni los tendrá. Esa es la verdad de la milanesa, que nunca es triste, pero no tiene remedio.

29.5.11

La Tupac



La lectura de investigaciones de las ciencias sociales suelen ser herramientas eficaces para conocer acontecimientos intangibles, y los mismo ocurre con los artículos periodísticos, si se trata de entender procesos políticos del pasado.
Sin embargo, cuando la realidad es asequible, no hay excusas para evitar el conocimiento in situ del objeto de estudio.
Por ello, resulta que cualquier postura que tenga como base epistemológica la opinión de terceros, trae consigo el riesgo de adoptar una opinión sesgada, basada en textos o imágenes producidas (tal vez) con fines diferentes a los que uno persigue.

La obra realizada por la Organización Barrial Tupac Amaru -y el rol de su principal referente, Milagro Sala-, es un buen ejemplo de aquellas experiencias político-sociales que son opinadas (a favor o en contra), más por lo que se dice de ellas que por el conocimiento real que se tiene sobre las mismas.
Los seguidores de este blog saben que por lo general no nos gusta andar hablando por boca de ganso, y que preferimos ir a las fuentes de las situaciones, antes que ponernos en opinólogos de lo que sucede a nuestro alrededor.

Este fin de semana me tomé el trabajo de viajar a la localidad de Alto Comedero en San Salvador de Jujuy, para conocer al barrio "Tupac Amaru", el más importante de los construidos por la organización que lleva ese nombre.
Allí me recibieron Milagro, Raúl, Lucho, Fede, Pilo, Germán y otros compañeros y compañeras que entre otras cosas me contaron nada más y nada menos que su cosmovisión del mundo (Nota del Conu I: por cierto, muy diferente a la que tenemos conurbanos y porteños).

Con ellos recorrí las calles del barrio en el que viven 80 mil personas, y todo lo que tiene que ver con la escencia de su trabajo: la textil; la metalúrgica; los establecimientos educativos primarios, secundarios y terciarios; el instituto para chicos con discapacidades; la pileta popular; la réplica de La Puerta del Sol; el canal de televisión; las plazas; el polideportivo y, por supuesto, sus viviendas hermosas.

Volviendo al principio de la idea de este post, como la caracterización que puedo llegar a hacer de esta experiencia es infinita, prefiero que hablen por mí algunas de las imágenes que capté con mi cámara de fotos.
En un próximo post voy a hacer una descripción de las personas y las cosas con las que me encontré, pero para aquellos/as que deseen conocer más sobre La Tupac les recomiendo que entren a su sitio oficial y vean allí el trabajo que realizó esta organización en los últimos siete años.

PD: Demás está decir que me reservo el derecho de admisión respecto de los comentarios de aquellos/as lectores que no se hayan tomado el trabajo de viajar hasta este lugar para conocer en profundidad uno de los fenómenos político-sociales más importantes las ultimas décadas en el noroeste argentino y de la República toda.


23.5.11

Villa España


Hay lugares en el conurbano que son muy difíciles de clasificar, porque no encuadran en ninguna de las clasificaciones estereotipadas que tenemos a mano para encasillar a los barrios.

No son ni lugares céntricos ni suburbios penosos del segundo cordón, aunque podrían haber sido alguna de las dos cosas. Villa España es un caso.
Rodeada por el vértigo comercial del centro de Berazategui; la traquilidad concheta de Ranelagh, y la opulencia inmobiliaria de Hudson, Villa España no comparte con sus localidades vecinas ninguna de las caractrerísticas que las destacan.
Es un barrio obrero, de casas bajas y calles asfaltadas, de forma masiva en los últimos años. Casi no tiene centro comercial, y una de sus arterias más transitadas (la que une a esta localidad con Ranelagh), tiene un nombre de mentira.
Se trata de la típica localidad conurbana cuyo crecimiento estuvo basado en la actividad fomentista al principio, y con la ayuda del Estado cuando este fue de bienestar.

En Villa España se corre la versión local de "La Carrera de Miguel", en homenaje a uno de sus vecinos más ilustres: el atleta Miguel Venancio Sánchez, desaparecido por la última Dictadura Militar.
Su Estación del Ferrocarril Roca es uno de los lugares más concurridos por el vecindario, que utiliza mayoritariamente al tren como medio de transporte. Por este lugar pasa el afamado ramal "Vía Circuito", que va para Quilmes o Temeperley, según el sentido en el que se vaya a utilizar.

Hay un montón de sitios con características similares, seguro, pero a mí se me ocurrió escribir sobre Villa España.

22.5.11

Punteros #2 (Marito)


Marito. Niño bien, pibe maleducado. Enciclopedista con pretenciones de omnisciente. Estudió medicina en la Facultad por mandato familiar y no le fue nada mal.
Sus hermanos, abogados, escaparon eficazmente a la persecuta paterna de ser "dotores", y prefirieron ser Doctores (así, con mayúscula), como los tíos. Doctores en leyes. A Marito, en cambio, no le quedó otra que ser el menor de los tres hijos del padre y marchar derecho viejo a La Plata, para estudiar ciencias médicas en 60 y el doble.
Pero reo, Marito le encontró enseguida la veta al oficio de los matasanos y empezó a conseguir recetas para los pibes sin siquiera haberse probado un ambo. Cuando entró al Policlínico para hacer la residencia, directamente se hizo un picnic: con portación de apellido hizo pata ancha en la Famacia para repartir a diestra y siniestra.

Una vez recibido, a la sombra del ascenso político de sus hermanos abogados, Marito alternaba su fama de niño prodigio con el denuesto en acto al ejercicio legal de la medicina. Algunos de los colegas que trabajaban con él se preguntaban, en voz baja, cuantos dedos habría cruzado en oportunidad del juramento hipocrático.

En medio de todo eso, la mala junta, aunque no estaba claro si el nocivo no era él, respecto del grupo con el que andaba Marito desde la época del secundario, un grupo de pibes bastante lúmpenes que formaban parte de barra brava del club en el que su familia hacía política.
Con esa compañía transitó la adolescencia y su juventud adulta, para disgusto de sus padres y una rara mezcla de perocupación y desdén por parte de los hermanos mayores, que de todas formas sabían que contaban con él y sus amigotes para cubrirles las espaldas.

Al frente de la yunta esa, Marito copaba cualquier parada, siempre con un ejemplo de la desvergüenza a mano. Si había que apretar, apretaba. Si había que pegar, pegaba. Y si había que tirar, quién te dice que no podía hacerlo.
Con ese modus operandi -sartenazo va, sartenazo viene- fue retaguardia de la intrépida carrera política de sus hermanos, hasta que sin querer un día se encontró sentado en un escritorio, como secretario de gobierno, cuando unos de los otros dos llegó a la Intendencia.
El Policlínico era cosa del pasado y ya casi no iba al consultorio, completamente absorbido por la actividad callejera que desarrrollaba con el grupete que dirigía.

Hasta las manos con la riquelme, Marito ya no es muy conciente de sus actos y ahora me cuentan que sale de noche a coimear a los puesteros que venden melones y sandías en boulevard de la avenida. Parece que anda en una camioneta del Municipio, sacado y calzado, y al que no le da lo faja ahí nomás.
Su hermano, el Intendente, ya dejó de estar preocupado y anda con ganas de soltarle la mano, para que lo tengan guardado al menos durante la campaña, que encima asoma jodida.

Marito no sabe, pero a lo mejor ahora se entera y se rescata un poco. O no.

19.5.11

Punteros (Miranda)


Yo conocía un Puntero, hasta que pasó a tránsito. Ahí lo dejaron más de la cuenta, y el tipo se empezó a echar a perder.

Miranda era un jugador de toda la cancha, pero en el barrio, adonde llevaba todo lo que conseguía. Por ejemplo, los frescos para los comedores, en los que abundaban arroces y fideos.
Una vida de militancia tenía Miranda, y eso lo conocían todos. Por eso era respetado.
Raras veces andaba solo: por lo general lo acompañaban tres o cuatro de sus amigos, porque en Miranda la frontera entre amistad y política estaba un poco difusa. La gente con la que andaba (siempre se refería a ellos como "mi gente") eran casi todos amigos de su infancia. El grupo incluía algún que otro primo también, todos eficaces para la haraganería y el desánimo.
Miranda era todo lo contrario. Compartía, eso sí, la birra, el faso y la giladita con su gente, pero laburaba todo el día. De sol a sol.
Arrancaba a las seis de la mañana, con mate y galletas en la sede, que quedaba adelante de su casa. La sede era una vieja Unidad Básica que funcionaba en el local que estaba en el frente de donde Miranda vivía con Viviana, la madre de sus tres pibes (decir que era "su" mujer sería inexacto, dado que la Vivi no era de Miranda sino de otro, que no viene al caso).
Un día, como parte de pago por lealtad, el Intendente lo premió, haciendo que la Básica se convirtiera en "la sede": una delegación Municipal para repartir las viandas del Plan Vida, medicamentos del Remediar y alguna pensión extraordinaria. Pero fundamentalmente la sede servía para que los vecinos canalizaran de formas institucional todos los reclamos que antes llevaban a la Básica. A Miranda le causaba gracia, cuando la secretaria del Intendente le decía que algo era "institucional".

-No, al acto vayan sin los bombos, porque es "institucional".

A las siete dejaba las galletas (el mate lo acompañaba toda la mañana) y empezaba a recibir gente. Primero colaboraba él mismo con las entregas del Plan Vida, y después atendía todo tipo de pedidos, individuales y colectivos.
A media mañana arrancaba para el Municipio, donde se entrevistaba con alguno de los Secretarios del Intendente. Ahí resolvía los problemas y pedidos que le hacían a la mañana en la sede, o por lo menos los encaminaba.
Hasta las dos de la tarde se quedaba en la Muni, y después volvía a su casa para almorzar. Si hacía falta quedarse en la Muni hasta más tarde, porque algún Secretario se había demorado en recibirlo, se quedaba. De última, aprovechaba esos tiempos muertos para hacerse una escapada hasta el Concejo Deliberante, que estaba al lado, para manguearle alguna cosa a algún Concejal.
Los funcionarios del Ejecutivo eran comprensivos con Miranda, y tenían con él un trato de igual a igual. Los Concejales en cambio, le temían, y le daban cualquier cosa que pidiera, siempre en la medida de sus posibilidades.

Después volvía a la sede para almorzar y tener alguna reunión. Si no tenía un acto o una reunión de agrupación, más tarde iba al club para verse con los pibes ("su gente"). Esos eran más o menos los días de Miranda, una máquina de laburo.

Pero Tránsito lo mató. Al principio había pedido ir a la calle, porque iba a poder estar cerca de la sede yendo y viniendo, resolviendo quilombos, como le gustaba llamar a él a los problemas. Para colmo, la transición fue traumática. La Vivi no estaba preparada como para hacerse cargo de la sede, pero no le quedaba otra: era la persona en la que más confiaba. Podría haber sido alguno de los pibes, también, pero el Intendente los vetó a todos: "Ni se te ocurra dejar a uno de esos a cargo del local, porque en una semana salimos en los diarios".

Trescientos pesos por día, se llevaba Miranada con la cometa que le cobraba a los conocidos que iban a sacar el Registro sin necesidad de hacer la prueba. Ni eso lo motivaba. Sufría estar en ese lugar. Todo el mundo sufre.

Dos años estuvo en Tránsito, hasta que se terminó de municipalizar y se olvidó de lo que había sido alguna vez.
Se consiguió una pendeja (la hija de Mónica, una empleada del Jefe), y un día se fue del barrio para no volver nunca más.

La Vivi no lo lloró ni un poco.

17.5.11

El Brueramóvil (?)


Como ocurre una vez cada tanto, este blog se queda sin códigos y realiza posteos medio (?) botones.

En esta oportunidad, resulta que íbamos caminando por una calle de La Plata y nos encontramos con esta camionetita, ex de La Bonarense, ahora municipal, sin chapa patente y con un bidón como tanque de gasolina (?).
No queremos levantar la perdiz (?), pero ya vea usted vecina adonde van a parar las tasas municipales.

Que lindo, no?

16.5.11

Con la calculadora en la mano


Cualquiera sea el Gobernador electo en la Provincia de Buenos Aires, aún si se tratara -como todo parece indicar- de Daniel Scioli, deberá lidiar con una Legislatura cuya composición hoy día es una incógnita, pero que seguro no será muy amigable.

El Poder Legislativo provincial tiene una larga tradición de consensos políticos, que van desde los acuerdos legítimos que hacen al normal desarrollo institucional de una democracia hasta los contubernios más infames. A diferencia del Congreso de la Nación o del Concejo Deliberante porteño, el edificio de 7 entre 51 y 53 carece de toda la histeria mediática que rodea a las otras dos, con lo cual es difícil encontrar legisladores que anden sobreactuando posiciones políticas o mendigando conferencias de prensa. Nadie anda haciendo papelones televisivos, y la convivencia es armoniosa, entendiendo como armoniosa lo que destacábamos anteriormente: la búsqueda de consensos que legitimen un sistema político.

Sin embargo, en esta oportunidad estamos frente a una situación que podría convertirse en inédita desde el regreso de la democracia: un mosaico de bloques legislativos sin una primera minoría que pueda ejercer un liderazgo claro. Hasta ahora, el peronismo y la UCR (o la Alianza) se repartieron la capacidad de poder encolumnar al resto de los bloques, cosa que será más difícil a partir de diciembre, cuando quede la composición de la Legislatura con las cámaras integradas por los diputados y senadores que ingresaran, más los que quedan de las elecciones de 2009, que arrojaron un resultado bastante anómalo.

Sigue acá

12.5.11

Entrevista a Gabriel Mariotto


No es común que un funcionario de primera línea de un Gobierno Nacional se aparezca, a las 8 de la mañana, en un estudio de radio.
Como Gabriel Mariotto, presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, no es un funcionario común (sino más bien un fuera de serie), lo tuvimos esta mañana en el estudio de La Voz de las Madres (AM530), para charlar de todos los temas que pudimos.

Son 28' de charla en los que hablamos de política, historia, militancia, comunicación, juventud, medios y educación. No tiene desperdicio.


11.5.11

En la zaga de Hebraica Pilar, pero mejor (?)



Sí, ya se: este blog se está convirtiendo en cualquiera (?), pero antes de derrapar del todo queremos deleitar a nuestros lectores con cosas como esta.




10.5.11

♫ Y dale Doooo, y dale Dooooo ♫ (el pueblo está de fiesta)



Este sábado a las 12 del mediodía, Gran Festejo Gran en el Estadio de los Inmigrantes.

(♫ si sos de San Telmooooo, te queré matá, tené lo coloreeeeeee, de la Federaaaaaal ♫)

Más peligroso que fiscales del dasnevismo


El fallo del Tribunal Superior de Justicia de Chubut que ordena la realización de elecciones complementarias en seis urnas de la Provincia, no hace otra cosa que confirmar jurídicamente lo que ya se sabía en el aspecto político: el PJ-Modelo Chubut hizo fraude en las elecciones del 20 de marzo.

Por sí sola la noticia no llamaría demasiado la atención, de no ser porque la votación complementaria arroja más suspenso todavía, acerca de quién será el hombre que gobierne la Provincia durante el período 2011-2015.
Los 1967 electores que emitan su voto el próximo 29 de mayo, pueden revertir la escasa diferencia de 437 votos que separan a Martín Buzzi (candidato del dasnevismo) de Carlos Eliceche (kirchnerista).

Mucho se ha escrito sobre el tema, y todo tipo de opiniones se han expresado respecto de lo hecho por el PJ-Modelo Chubut (frente electoral impulsado por Das Neves). Los muchachos hicieron fraude, los descubrieron, y bueno, ahora que se la banquen. Se quisieron pasar de vivos y los pescaron.

Revisando el escrutinio del Tribunal Electoral en aquellas localidades en donde hubo urnas cuestionadas por el Tribunal Superior (4 en Comodoro Rivadavia, 1 en Puerto Madryn y 1 en Camarones), me encontré con que en Camarones había solamente 4 urnas. En total.

O sea: había cuatro urnas, en una hicieron trampa (comprobada por la Justicia), y ni así pudieron obtener muchos votos de diferencia. Unos genios (?).



Esto me hace pensar que aún con la pequeña porción de elecctores que van a votar el 29 de mayo, nada garantiza la transparencia de la elección, y habrá que estar atentos, porque en Chubut no hay nada más peligroso que los fiscales del dasnevismo.

8.5.11

Venga a bailar! (?)

3.5.11

Entrevista a Osvaldo Amieiro


La semana pasada entrevistamos en la Radio a Osvaldo Amieiro, Intendente de San Fernando. Habló de todo: colectoras, PBA, zona norte, peronismo, Intendentes "críticos", y algún palito por ahí, para el que acuse recibo.

Acá les dejo el audio:



Subestación Rigolleau: La historia de un conflicto


Por Leandro Palazzo

Por estos días, Berazategui se encuentra inmerso en un trance socio-medioambiental que tuvo poca masividad mediática. Hace seis años, la empresa Edesur fijo obras para construir en el municipio una subestación eléctrica que permitiría ampliar la red energética de una ciudad con fuerte presencia industrial. El proyecto se gestó en silencio y los comienzos de los trabajos no fueron anunciados, hasta que el vecindario notó que algo extraño sucedía en las inmediaciones de la fábrica de vidrio, ubicada en las calles 12 y 145.

El reclamo se hizo público: “No a la subestación”, planteaban las asambleas barriales. El boca a boca para defender el suelo y el aire comenzó a funcionar y cada vez eran más los vecinos autoconvocados que exigían la rezonificación del cableado. El entonces Intendente y actual secretario de Medio Ambiente de la Nación, Juan José Mussi, aquella vez tardó en responder. El tema terminó en la justicia, con una resolución del el Juzgado Federal N°2 de La Plata que exigía detener las obras hasta no sea efectuado un examen sobre impacto ambiental.

Las Facultades de Medicina e Ingeniería de La Plata se hicieron cargo de los estudios y expusieron que la subestación no producía radiaciones electromagnéticas que podrían generar riesgos en la salud de la población. Sin embargo, ¿quién aceptaría tener un monstruoso generador al lado de su casa? Además, vecinos de Ezpeleta (donde se instaló la subestación Sobral) advierten que existen en la región casos de leucemia y cáncer.

Hace dos semanas, Edesur (presionado por las empresas que desean instalarse en el distrito y por el dinero que pierde al no tener en funcionamiento las obras) movilizó nuevamente el proyecto y puso operarios a trabajar. Desde entonces, los vecinos, que durante estos años fueron intimidados en varias oportunidades durante jornadas culturales que organizaban en defensa del barrio, volvieron a convocarse para impedir que continúen las tareas. Esta vez, la decisión fue acampar en la esquina de la fábrica Rigolleau. Pero más de 200 efectivos de la bonaerense militarizaron la zona con orden de desalojar.

El resultado de esta historia es una serie de sucesos violentos, desde cortes de vías y autopista, hasta la injustificada represión policial del martes a la madrugada. El Intendente interino, Juan Patricio Mussi, también fue increpado en pleno acto público y hubo escrache en el Palacio Municipal. El conflicto creció, a tal medida que Juan José Mussi tuvo que redactar una carta, que dejó muy poco conforme a los asambleístas, que continuarán con el reclamo mientras la firma eléctrica avance con el cableado.

Carta de JJ Mussi
Sres. Vecinos:

Reiteramos, los informes y estudios científicos no revelaban que las radiaciones electromagnéticas generen riesgos en la salud de la población.

Entendemos que existan vecinos confundidos y con temor a que la puesta en marcha de la Subestación cause un daño a su salud, ya que activistas políticos se han encargado de sembrar pánico, con solo una intención política y maliciosa (Ex Concejales Salgado, Gallese, Concejales Cioch y Colman, y el candidato a Intendente por la Unión Cívica Radical Gustavo González, -destacándose asimismo la participación activa de miembros y representantes del gremio SUTEBA en la toma del edificio Municipal producida con fecha 2/05/2011).
Yo, el Dr. Juan José Mussi, actual Secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Intendente Municipal con licencia, y sobre todo en mi carácter de médico, aseguro que la decisión judicial de puesta en marcha controlada de la Subestación Rigolleau, no genera ningún riesgo para los vecinos berazateguenses.
Confíen en mí, que bajo ninguna circunstancia pondría en riesgo la salud de mi pueblo.

Dr. Juan José Mussi”

2.5.11

Caos en el Centro


Todos los días, dicen los que saben, entran casi dos millones de personas desde el conurbano bonaerense a la Capital Federal.
La inmensa mayoría lo hace por razones laborales, y en menor cantidad por motivos de estudio, salud y personales, en ese orden.
De todo ese montón de gente, muchos entran a la Ciudad por medio del transporte público: tren y colectivo, y luego, aleatoriamente, subte. Los que circulan en auto particular son menos en relación a todos los que viajan diariamente a la Capital (de por sí, también una minoría respecto de todos los que habitan el GBA).

Si bien la gente que vive en el conurbano suele referirse "al centro" como a cualquier lugar de la Capital Federal situado más o menos cerca de la Avenida 9 de Julio (puede ser Barracas o Barrio Norte, lo mismo da), todos sabemos que "el centro" es la zona comprendida entre las avenidas Callao, Paseo Colón/Alem, Belgrano y Santa Fe. Se trata de una zona restringida de la Capital Federal: apenas 1 Km2, superficie que no supera el 1% del total de su territorio.

La perorata mediática que todos los días hace hincapié en el caos vehicular que se arroja sobre "el centro" de la Ciudad Autónoma, no es otra cosa que el reconocimiento implícito del discurso unitario, centralista y discriminador que los medios masivos de comunicación tienen como denominador común.

Conozco mucha gente que solamente pisa "el centro" contadas veces por año, a la que no le interesa el "Caos en el Centro". Está en nosotros hacer que prevalezca esa realidad, empezando por hacernos cargo de la misma, por ejemplo, cada vez que escuchemos a un pelotudo o pelotuda quejarse por los cortes de tránsito en esta área tan insignificante de la República Argentina.

Casi más votos que Pino y Sabbatella juntos


Cristian Urrizaga (GH 2011): 763.052 votos (voto no obligatorio y pago).

Fernando Pino Solanas (CABA 2009): 441.971 votos.

Martín Sabbatella (PBA 2009): 410.453 votos.

Otros: Prat Gay (2009), Heller (2009), y apenas 20 mil votos menos que Macri en la primera vuelta del 2007.