13.9.09

El Señor de los Zapatos


Me gusta, ya saben, la cumbia santafesina. No tengo nada en contra de las otras variantes del género (villera, colombiana, romántica, etc) : simplemente crecí escuchando grupos como Los Leales, Los Del Bohío, Los Lamas, entre otros, y me llega al corazón ese estilo en particular, a diferencia de los demás.

Pero en este post no quiero hablar de eso, sino de una historia que me tocó vivir hace unos años, y que recordé hace unos días, cuando una persona muy especial me hizo acordar de la misma.

Estábamos, ella y yo, en la puerta de un baile (sí, yo prefiero el témino "baile", porque "bailanta" me suena despectivo) haciendo tiempo para entrar. Tomábamos una cerveza en la vereda, muy cerca de la entrada, donde los patovas ecrutaban meticulosamente los pies de los asistentes varones ¿Por qué? Resulta que los dueños del lugar, se habían encaprichado con que los hombres debían entrar de zapatos.
Hasta ahí, todo más o menos dentro de lo normal (teniendo en cuenta lo del famoso "derecho de admisión") , de no ser porque a unos pocos metros de donde nosotros tomábamos nuestra cerveza, estaba "El Señor de los Zapatos": un hombre que a cambio de diez pesos, te alquilaba un par de mocasines u algún otro calzado formal, que cumpliera con la normativa impuesta para ingresar al boliche.

El Señor de los Zapatos era un hombre retacón y entrador. Hablaba mucho y aconsejaba modelos para los demandantes. Como cualquier vendedor de ropa, ofrecía asesoramiento en cuestiones estéticas, casi siempre positivas.
La transacción era muy simple, similar a la de cualquier guarda ropas: diez pesos y un par de zapatos sin lustrar, a cambio de los pares de zapatillas que en ningún caso bajaban de los 300 mangos. Un número de talonario de rifas hacía las veces de garantía del acuerdo. Las chicas que acompañaban a los muchachos preguntaban, inquietas, hasta que hora se quedaba este servidor.

-Hasta cualquier hora, señorita. -contestaba nuestro amigo, con la eñe y la erre un poco patinosas-.

La noche se hacía cada vez más corta, y nosostros no nos pudimos quedar a comprobar si El Señor de los Zapatos cumplía efectivamente con la palabra empeñada. Suponemos que sí, porque parecía buen comerciante.
Entramos al baile, y al rato, presenciamos una escaramuza por problemas de polleras (demasiado cortas).
En el entrevero, vi volar un zapato masculino que nadie recogió. Afuera, unas naiks hermosas cambiaban de manos. O de pies.

22 comentarios:

Tomás dijo...

Buenisimo.

Abrazo.

Anita M. dijo...

Conu estás en facebook?

El Conurbano dijo...

gracias Tomás.

No Anita, aún no estoy en FB.

Anónimo dijo...

Conu, ¿se vienen los post bailanteros? daaaaaaaleeeeeee

Silvia Ca dijo...

Genial!
llego a destino?
saludos.

patricio dijo...

aguanten los del bohio, hay un tema que me encanta (intentemos otra vez) y hasta hacen un cover de un temazó de sting.

no tiene nada que ver , pero alguna vez tendríamos que aclarar que el kun, no es la itati, sino de los eucaliptos.

abrazo.

La Negra del Conurbano... dijo...

Hablando de Santafesinos
LOS DEL FUEGO
hacen sonar en los Barrios del Conurbano la mejor version de un tema de Silvio Rodriguez
(que quiza de otro modo no hubiese llegado a ser escuchado); es el "OJALÁ".
Mejor versión por ese punteo unico santafesino, lleno de alegria y tristeza, y porque ademas SE BAILA... en la calles de tierra... por ejemplo de La RIBERA QUILMEÑA

G-Fer dijo...

Patricio, era la Itatí. En realidad, fuera de ella, a un par de cuadras de donde estaba la EET N° 2 "Paula Albarracín de Sarmiento" (a) El Chaparral.

Doctor Pioré dijo...

La cumbia me deprime, me angustia. La relaciono mucho con imagenes de violencia familiar y cosas por el estilo etc. (es limado pero me pasa posta).
Otro lugar en donde mis amigos me comentaron q pasa esto es en Joya de Sarandi.

El Conurbano dijo...

¿Qué cosa? ¿Lo de los zapatos o lo de la violencia familiar?

Doctor Pioré dijo...

Lo de los zapatos es lo q pasa en Joya Disco.

il Postino dijo...

Fenomenal conu. En ese entonces tenía mis prejuicios con la cumbia, y en plena crisis económica, al colegio no le quedó otra que organizar la fiesta de graduación en uno de esos locales bailables. corría el año 2002.

Anónimo dijo...

Acabo de llegar a la oficina y un amigo me comento que fue este finde a Joya de Sarandi.Y aluilo los zapatos en la puerta!



Ricardo

Ella dijo...

qué buena historia!
Me hace acordar a los que salen a vender paragüas ni bien empieza la garúa...
Saludos!

El Conurbano dijo...

Pioré: un día tenemos que salir de juerga (?) por la zona del Viaducto. dicen que se pone (?)

Postino: vayámonos de Parranda.

Ricardo, dígale a su amigo que le cuente más. Lo de los zapatos, en estos casos, es anecdótico. Lo jugoso (?) está puertas adentro.

Ella: pero claro! el marketing de los vendedores ambulantes es infalible.

Anónimo dijo...

que lindo que lo hayas escrito!!!Los pibes dejando sus zapatillos de 300 pesos para ponerse unos zapatos usados, todos rotos, sin lustrar...
Fue una de esas fotos que no se olvidan.
Besos
Mechi

Pablo Libre dijo...

Como músico conurbano, hay algo que nunca entendí.
Veo a los pibes de mi barrio, sentados en la puerta, con las Honda paradas en la esquina mientras toman cerveza, y pienso dos cosas: si las señoras de Recoleta pasaran, además de ensuciarse de tierra sus lustrosos zaptitos, cruzarían de vereda, pero si oyeran la música que escuchan esos pibes, se cagarían de risa.
No puedo creer que los que antes escuchaban Hermética a todo lo que dan, hoy escuchen llantos cursis de amores perdidos.

El Conurbano dijo...

A mí también ya me está resultando intolerable el "y si supieras cuanto yo a ti te aaaamooooo..."

Anónimo dijo...

Muy bueno!! Lástima que por mis pagos andamos todos Descalzos
Desde Ituzaingó del Buen Ayre, Federico

El Conurbano dijo...

Señotita Mechi: que memoria hermosa que tiene usté.

LuizMeiraSilva dijo...

por alguna fidelidad innombrable de la banda omitiste a Los Palmeras como referente indiscutible de la cumbia santefesina?

El Conurbano dijo...

Luiz: Los Palmeras son indiscutibles, pero a mí el acordeón en la cumbia de acá mucho no me gusta (en la ballenata sí). Con Grupo Cali me pasa lo mismo. Yo soy más de la guitarrita, vio, por eso soy fan de los que nombré y de Los Simples, Nagüel, Trinidad, etc.

saludos